pinedo

octubre 11, 2015 1:27 pm

El presidente del bloque de diputados nacionales del PRO, Federico Pinedo, aseguró este domingo que la Argentina necesita un “cambio de verdad” y no un “kirchnerismo
disimulado” como -dijo- propone el massismo. “La Argentina necesita un cambio de verdad y no un cambio trucho. No queremos hacer un kirchnerismo disimulado”, enfatizó en una entrevista con NA, tras poner como ejemplo la partida reciente de dirigentes importantes del Frente Renovador al campamento oficialista.
“Al final va a ser claro que si no votás al único que le puede ganar al kichnerismo, que es Cambiemos, gana el kirchnerismo. Y eso va a generar algunos puntos adicionales para la candidatura de Macri”, pronosticó Pinedo.
A continuación, los principales pasajes de la entrevista.

– ¿Cómo observa el devenir de la campaña presidencial?

– Es una elección bastante crítica que va a definir si seguimos en el camino del kirchnerismo, que es como una barranca abajo de barro, o si vamos por un cambio superador. Cambiemos es la alternativa democrática posible al kirchenrismo.

– Sin embargo, algunos sondeos indican que Massa crece y Macri sigue estancado…

– No veo crecimiento de Massa. Es imposible que lo pase a Macri. Son operaciones kirchneristas, que aparecen porque ven que Scioli tiene dificultades para llegar al 40 por ciento. Están convencidos de que en ningún caso pueden llegar al 50 por ciento que necesitan para ganar en segunda vuelta. Entonces lo único que les queda es tratar de sacarnos diez puntos en la primera. Al final va a ser claro para la gente que quiere un cambio que si no vota al único espacio que le puede ganar al kichnerismo, que es Cambiemos, gana el kirchnerismo. Y eso va a generar algunos puntos adicionales para la candidatura de Macri.

– ¿Cuáles son las chances de Macri en una eventual segunda vuelta?

– Una segunda vuelta siempre va a ser pareja porque es uno contra uno, pero toda la investigación de opinión pública que hay indica que la gente que quiere un cambio respecto del kirchenrismo es más que la que quiere continuidad, en una proporción de 60/40. Así que quien encarne la alternativa al kirchnerismo tiene muchas posibilidades de ganar.

– ¿Están arrepentidos de haber cerrado las puertas a un gran acuerdo opositor tal como había propuesto Massa?

– Nosotros veíamos que había un montón de gente que acompañaba a Massa que no estaba en contra del kirchnerismo. Teníamos razón porque de hecho todos los días se siguen pasando dirigentes, como Mónica López, Juan José Álvarez, Miguel Peirano. La Argentina necesita un cambio de verdad y no un cambio trucho. No queremos hacer un kirchnerismo disimulado. Por otra parte, a lo mejor hay votos de Massa que de no haber estado Massa habrían ido a Scioli, y tal vez con eso el kirchnerismo hubiera podido ganar en primera vuelta.

– ¿Se puede gobernar el país sin el peronismo?

– Nosotros no gobernaríamos sin el peronismo, sino con el peronismo. Diferenciamos entre el peronismo y el kirchnerismo. La Argentina puede subsistir sin Aníbal (Fernández), sin (Carlos) Zannini, y sin La Cámpora.

– ¿No da ventaja Macri al no anunciar las nombres de su gabinete, como hizo Massa?

– Macri estuvo en la televisión con una persona que probablemente sea el Ministro de Educación, que es Esteban Bullrich. Su referente en materia de seguridad es Guillermo Montenegro. Uno de sus dos principales referentes económicos es Alfonso Prat Gay. Y Ernesto Sanz será el Ministro de Justicia.

– Si gana Scioli, ¿puede haber una interna entre el kirchnerismo duro y sciolismo que ponga en riesgo la gobernabilidad?

– La pregunta es quién gobierna. Scioli lo mandó a (Juan José) Urtubey a Nueva York a decirle a Ámbito Financiero que había que arreglar rápidamente con los fondos buitre. Aníbal Fernández dijo que esa no era la opinión de un hipotético gobierno de Scioli. ¿Por qué Aníbal se considera con atribuciones para decirle al futuro presidente lo que tiene que hacer? ¿Va a gobernar Aníbal?

– ¿Cuáles son las chances de Vidal contra Aníbal en Buenos Aires?

– Vidal está arriba en las encuestas por cuatro puntos. Supongo que va a estar reñido porque Scioli tiene una intención de voto alta en la provincia que seguramente va a arrastrar un poco a Aníbal. Pero hay que ver si Aníbal no arrastra a Scioli para abajo. Veremos cómo se resuelve esa tensión.

Dejá tu opinión

comentarios