bandera2

julio 9, 2016 12:18 am

Con un fervor popular que se palpa en la calle, una Tucumán engalanada se apresta a vivir jornadas que serán históricas, casi tanto como las que vivieron hace 200 años, en la casa de doña Francisca Bazán de Laguna, los 33 diputados que renunciaron a toda dominación extranjera y declararon la Independencia nacional.

En las calles, unos afiches promueven que “Oh Juremos con gloria vivir”, en las esquinas se reparten banderas gratis para colocar en autos o hacer flamear en los festejos, los edificios públicos provinciales y municipales están engalanados con los colores patrios.

En este clima de excepcional concordia y fervor patriótico, todos quieren creer que los festejos dejen un nuevo tiempo de reconstrucción y fraternidad, inéditos en la historia reciente.

Dejá tu opinión

comentarios