Meiszner

diciembre 3, 2015 2:56 pm

La Justicia de Estados Unidos ordenó hoy la captura internacional de José Luis Meiszner, el argentino exsecretario de la Conmebol que renunció a su cargo hace tres días y ahora se ve salpicado por el escándalo de corrupción en la FIFA.

Este pedido de detención coincidió con varios operativos que se realizaron en distintos países y que concluyeron, por ejemplo, con la detención del presidente de la Conmebol, el paraguayo Juan Ángel Napout.

Además de Meiszner, según informaron fuentes judiciales y policiales, la orden de detención incluye a Eduardo Deluca y Luis Chiriboga, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Meiszner fue uno de los dirigentes más cercanos que tuvo el fallecido presidente de la AFA, Julio Humberto Grondona, durante su última etapa al frente del fútbol argentino.

Meizner forjó su carrera como dirigente en Quilmes, en donde lo homenajearon al llamar al estadio con su nombre.

A los más de 30 años que pasó en el Cervecero también se suma su larga experiencia en la AFA, donde se ganó la confianza de Julio Grondona, a quien acompañó hasta el último día de su vida.

En ese sentido, el expresidente de Quilmes fue secretario ejecutivo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) hasta noviembre de 2011, cuando luego de ser titular del Comité Organizador de la Copa América 2011, sustituyó a su compatriota Eduardo Deluca como secretario ejecutivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

“Mi relación personal con Julio Grondona es simple. Hay que partir de la base de que estar sentado en esta silla, a cuarenta centímetros de la silla del vicepresidente de la FIFA, no es algo logrado por concurso”, había declarado Meiszner en alguna oportunidad.

Luego del escándalo que explotó en mayo pasado con la detención de siete dirigentes, se alejó de la exposición mediática y casi no participó de las decisiones del organismo que regula el fútbol en la Argentina.

El martes pasado, Meizner había presentado su renuncia a su cargo como Secretario General de Conmebol con una carta para Luis Segura.

Según argumentó el dirigente, que deja formalmente el puesto que desempeña desde 2011, la decisión la tomó para que el próximo presidente de AFA, tenga “la más amplia libertad” para designar a su reemplazante.

Dejá tu opinión

comentarios