EGYPTAIR

junio 1, 2016 7:47 pm

Los investigadores franceses han confirmado que la señal detectada en un punto del mar Mediterráneo, donde habría desaparecido un avión de EgyptAir, corresponde a una de las cajas negras de esta aeronave, que se estrelló el pasado 19 de mayo con 66 personas a bordo cuando cubría la ruta entre París y El Cairo.

La Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA), responsable en Francia de analizar los accidentes aéreos, ha explicado en un comunicado firmado por su director, Rémi Jouty, que la señal de uno de los registradores de vuelo “ha sido detectada por los equipos de la empresa Alseamar desplegados en el barco de la Armada ‘La Place’”, según medios galos.

Su localización fue posible “a partir del análisis de los datos de radar disponibles y de la señal de socorro de la caja, que han permitido definir una zona de búsqueda prioritaria”, agregó el directivo, que destacó la “estrecha colaboración” mantenida con las autoridades egipcias.

Las labores de búsqueda se desarrollan a contrarreloj, toda vez que las dos cajas negras de la aeronave tienen unos emisores que emitan una señal para su localización durante unos 30 días. Las dos cajas negras tienen información esencial para averiguar qué sucedió durante el vuelo.

El avión, que cubría la línea París-El Cairo, desapareció del radar a las 00.45 GMT, tras penetrar en el espacio aéreo egipcio poco más de un kilómetro.

El BEA, asociado a las pesquisas porque el avión se ensambló en Francia y partió del aeropuerto parisino de Roissy-Charles de Gaulle, confirmó el pasado 21 de mayo que “los sensores del aparato emitieron mensajes que indicaban que había humo en la cabina poco antes de que se interrumpieran las comunicaciones”.

Los equipos de rescate localizaron los primeros fragmentos del aparato en el mar Mediterráneo, a unas 200 millas al sureste de la isla griega de Creta, pero todavía no se ha podido determinar si se produjo una explosión a bordo.

Dejá tu opinión

comentarios