Francisco

mayo 6, 2016 3:49 pm

El papa Francisco  instó a Europa a “transformar radicalmente sus modelos” y a  “construir puentes y derribar muros”, como lo hicieron los padres  fundadores de la Unión Europea, al recibir el viernes en el  Vaticano el premio Carlomagno.

“Los proyectos de los padres fundadores, mensajeros de la paz y  profetas del futuro, no han sido superados: inspiran, hoy más que  nunca, a construir puentes y derribar muros”, afirmó el papa en un  apasionado llamamiento en el que urgió a los dirigentes europeos  mostrar “audacia” para “transformar radicalmente los modelos”  económicos y sociales del viejo continente.

El pontífice argentino, que escribió de su puño y letra el  discurso, aceptó por primera vez recibir una distinción  internacional para animar a Europa a trabajar por la paz y el  diálogo.

“Sueño con una Europa donde ser emigrante no sea un delito”,  dijo, una Europa “de la cual no se pueda decir que su compromiso  por los derechos humanos ha sido su última utopía”, clamó el papa  al término de su mensaje, que se inspiró al histórico discurso del  reverendo Martin Luther King, en 1963, “Tengo un sueño”.

“Escuchar al papa hablar de sus sueños para Europa nos debe  servir de inspiración para comprometernos a favor de una mayor  integración, algo que contradice la evolución actual de Europa,  cada vez más dada al nacionialismo”, comentó notablemente  emocionado el alemán Martin Schultz, presidente del Parlamento  Europeo.

El papa recibió el premio Carlomagno, el importante galardón  europeo, que se otorga desde 1950, en la imponente Sala Regia del  palacio apostólico.

Asistieron a la ceremonia la mayoría de los líderes de la Unión  Europea (UE), entre ellos la jefa del gobierno alemán, Angela  Merkel y los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude  Juncker, del Parlamento europeo, Schulz, y del Consejo de la UE,  Donald Tusk, así como el rey de España, Felipe VI.

El papa urgió nuevamente a “refundar” Europa, tras los  llamamientos lanzados en noviembre del 2014 al Parlamento Europeo  para que el viejo continente vuelva a convertirse “en un precioso  punto de referencia para la humanidad”.

A los líderes europeos actuales les recordó los retos del  pasado, citó entre otros al escritor Elie Wiesel, superviviente de  los campos de exterminio nazis, y los invitó a un “nuevo  humanismo” basado en “la capacidad de integrar, la capacidad de  comunicación y la capacidad de generar”, dijo.

Dejá tu opinión

comentarios