HebedeBonafini-PapaFrancisco-Bergoglio

mayo 15, 2016 2:11 pm

La visita de Hebe de Bonafini al papa Francisco causó un revuelo inimaginable. Es que, contrastado con el presunto rechazo a Margarita Barrientos, desde el oficialismo temen que se convierta en el líder de la oposición. Sin embargo, el líder de la Iglesia Católica se desprende de esta polémica y decidió no opinar sobre la realidad política argentina. “Parece que la piedra del escándalo es que yo reciba a la señora Bonafini”, comenzó, en un mensaje a un amigo cercano.

Asimismo, si bien aclaró conocer el significado político de Bonafini, el Papa aseguró comprender la situación dramática que le tocó vivir con la desaparición de sus hijos. “Sé bien quién es Hebe de Bonafini. A una mujer a la que le secuestraron los hijos y no sabe cómo y cuánto los torturaron no le cierro la puerta. Lo que veo allí es el dolor de una madre”, afirmó.

Por otra parte, se despreocupó por la utilización política que le pueda dar el kirchnerismo al encuentro con la referente social, al entender que su obligación era recibirla. “No es mi problema si ella lo utiliza en un sentido político, mi problema sería no tratarla con la mansedumbre del pastor”, comentó.

“Yo por Bonafini no tengo más que misericordia, porque a la mujer le mataron a los hijos”, le dijo el Santo Padre a otro amigo la semana pasada en una comunicación telefónica.

Dejá tu opinión

comentarios