dólares

enero 27, 2015 5:43 pm

En la madrugada del pasado viernes, Janelle Jones, de Nueva Hampshire, en EE.UU., no imaginaba la sorpresa que se llevaría tras acudir a un Burger King para vehículos con la intención de pedir comida rápida, como miles de personas hacen cada día. Se dirigía a su casa cuando descubrió que la bolsa del sandwich estaba llena de dinero en efectivo, 2.631 dólares, y ni rastro de comida en el interior.

Un diario local informó que Jones llamó a su marido, quien le sugirió que volviera a casa y, aunque la pareja consideró en un primer momento, quedarse con el dinero, ambos decidieron devolver los 2.631 dólares intactos. Matthew Jones admitió que son testigos de Jehová, y asegura que “Jehová lo ve todo”. Además, afirma que se sintió mucho mejor al devolverlo.

“Una persona nos dijo que los empleados iban a ser despedidos, así que me sentí bien al saber que ayudamos a mantener sus puestos de trabajo”, declaró Janelle en un correo electrónico.”El director me ha dicho que me van a dar cinco comidas gratis”, agregó a continuación.

Los empleados de los establecimientos de Burger King de la localidad de Rochester confirmaron el incidente, pero han preferido no hacer comentarios sobre la historia.

 

Dejá tu opinión

comentarios