Gaston

abril 20, 2016 12:34 pm

Gastón Caminata nació en Pinamar, es empresario y desde hace 7 años divide su tiempo entre administrar sus negocios de comida mexicana y recorrer el mundo llevando un mensaje ecologista. Con ese propósito llegó a Mendoza días atrás.

Algunos mendocinos lo encontraron en medio de una limpieza en la montaña, otros participaron de alguna de las charlas que brindó en un par de colegios y otros, como nosotros, lo encontraron en la Plaza Independencia escribiendo con basura un mensaje para ayudarnos a reflexionar.

Se trató de una charla abierta, planificada en la plaza mayor, pero una lluvia de esas que no solo molestan sino también mojan, nos permitió la charla para conocer a uno de los ‘jugadores del pueblo’ propuestos por Carlitos Tevez

Yo amo mi playa

“Nací y me crié cerca del mar”, dice Gastón, y recuerda que cuando gateaba de bebé y se desaparecía de la vista de sus padres, ellos sabían donde buscarlo: en la playa. Siempre estuvo relacionado con la naturaleza practicando deportes, como el surf, que lo llevó a estrechar un vínculo de amistad con el mar.

“Desde chiquito pensé que si mi amigo, el océano, necesitaba ayuda por algo, se la iba a brindar”, dice Gastón. Y así fue, o mejor dicho, así nació la campaña ‘Yo amo mi playa’, que con el correr del tiempo llegó al barrio, a la laguna y también a la montaña.

Altruismo

Las primeras acciones en su labor ecológica estuvieron relacionadas con la playa, a la limpieza de ese lugar sagrado en el que todo lo que recae ahí va directo al mar, provocando altísimos niveles de contaminación y la muerte de especies animales, por lo que empezó limpiando la playa de su querido Pinamar.

Poco a poco se fue sumando más gente. “Hemos tenido limpiezas en las que hemos sido 5.000 personas y otras en las que ha participado sólo una familia”, cuenta el hombre, quien involucra en todo lo que hace a su esposa Clari y sus dos hijos.

A estas acciones se sumaron algunas ordenanzas, como la eliminación de las bolsas de plástico, acción que fue imitada por otras ciudades costeras y tiempo después por ciudades del interior del país.

“Cuando empezamos a hablar de este tema éramos los locos y nos preguntaban cómo íbamos a sacar las bolsas del supermercado. Sucede que la bolsa es una necesidad, pero cuando uno explica que es un derivado del petróleo que luego de ser extraído, transportado, refinado, etcétera, termina en un basural a cielo abierto, quemada o en el mar, es decir, contaminando. Recién entonces se entiende por qué no hay que usar bolsas que contaminan el ambiente y nosotros somos parte de ese ambiente”, reflexiona mientras reconoce que nos falta información, “no somos malos, estamos ambientalmente dormidos” explica

La gran ola

Si bien la creación de su fundación “Big Human Wave” (Gran Ola humana) data de tiempos recientes, este joven de 45 años que lleva mucho tiempo comprometido con su comunidad, realizando acciones en pos de mejorar la calidad de vida de su gente y compartiendo acciones dentro de otra organización con el reconocido músico Axel, a través de la cual les brindan alimentos a cientos de niños diariamente.

La fundación, explica Caminata, “no va detrás del dinero, simplemente el que desea colaborar se acerca y lo hace”. Una forma de multiplicar el mensaje es imprimir los calcos que han diseñado en la organización y pegarlos en los lugares que uno frecuenta, como para darles visibilidad a algunos de los males que con nuestro consumo producimos diariamente.

Los mensajes invitan a dejar de fumar, a cuidar el agua, a dejar de lado la utilización de vehículos, no abandonar los residuos en lugares públicos, evitar el uso de materiales descartables o suprimir el uso de bolsas plásticas, y ayudan a crear conciencia de lo que significa nuestro paso por el planeta.

De paso por Mendoza

Este camino que invita a frenar el consumo y despertar nuestra conciencia ambiental ha llevado a Gastón a diferentes lugares del país y el mundo. “Intentamos hablar con todos, uno por uno, soldado por soldado, día por día. No hay que perder la humildad, el amor y la perseverancia”, dice Gastón, quien llegó a nuestra provincia para crear conciencia. Estuvo dando charlas en dos colegios y realizó una limpieza junto a un grupo de mendocinos en la montaña. De esta forma Mendoza se sumó a las actividades de la Fundación llevando adelante las consignas: yo amo mi montaña y yo amo mi barrio.

Vivir simple

“Con el solo hecho de no tirar una colilla o una botella plástica en algún lugar uno ya piensa que cuida el ambiente, pero hacerlo realmente es no producir eso que tenemos en nuestra manos. Estamos en la cultura del consumismo y vivimos en una competencia con el otro para ver quien tiene más… Y la verdad es que nosotros queremos transmitirles que hay que vivir simple, es decir consumir menos”, explica el creador de Big Human Wave, quien entre otras actividades está terminado de escribir un libro en el que cuenta sus experiencias, algunas historias de su despertar ecológico y cómo su mensaje hasta el momento ha llegado a personalidades como el papa Francisco, y busca llegar a Lionel Messi en mayo, para que personas con tanta llegada a las masas multipliquen su mensaje de cuidado del planeta.

Jugador del pueblo

Gastón es de esas personas que no creen en imposibles y tratan que los mensajes lleguen. Algo así sucedió con el astro de Boca hace un par de meses. “En enero hice un video para Carlos Tevez diciéndole que yo estaba con su nieta en el año 2090 y que necesitábamos que él despierte a una humanidad ambientalmente dormida, y que la NASA había creado un dispositivo para que nosotros, desde el 2090, pudiésemos mandar información al 2016 y así decirle que necesitábamos su ayuda”, explica Caminata, y cuenta que luego subió el video a su perfil de Facebook. Días después lo llamaron desde una productora para comunicarle que había sido elegido como uno de los ‘Jugadores del pueblo’ que propone Tevez en un spot publicitario de una reconocida marca de yogures.

El tema es que la producción desembarcó en Pinamar y filmaron a Gastón limpiando la playa, imágenes que se van a poder ver en la segunda entrega publicitaria, que busca rescatar la labor de las personas que en el país se la juegan por los demás. En ese equipo está Gastón Caminata, quien pasó por Mendoza tratando de despertarnos.

“El mundo necesita soñadores, eso está claro. Gente que piensa que no puede cambiar el mundo es la que no lo va a cambiar. Yo personalmente creo que puedo despertar a una humanidad ambientalmente dormida. Hay que ser conscientes del daño que le estamos haciendo al planeta”, sentencia Gastón.

Dejá tu opinión

comentarios