yarara-nata

noviembre 7, 2016 9:16 am

Un hombre de 69 años se encuentra grave después de haber sufrido la mordedura de una serpiente yarará ñata. Ocurrió en el interior de un campo, en el Sur provincial.

Según lo informado por el Ministerio de Seguridad, fue a eso de las 21 del domingo que el hombre fue atacado por el ofidio. La víctima se hallaba dentro de un campo de General Alvear, y tras el ataque (a la altura del tobillo), fue llevado de urgencia al Hospital Enfermeros Argentinos.

Las actuaciones quedaron a cargo de la Comisaría 14°, del departamento sureño.

Propia de Mendoza

La yarará ñata es una serpiente autóctona de la zona cuyana. Su largo va entre los 45 y 75 cm, siendo las hembras más largas y pesadas, ocasionalmente llega al metro. Se distingue visiblemente de la yarará grande por su hocico respingado y una marca oscura en forma de U invertida en su cabeza. Su lomo es de color marrón claro con una serie de rombos o barras cruzadas de color marrón oscuro o negro. Puede habitar hasta los 2.000 m de altura.

La recomendación de los médicos

Los especialistas indican que ante cualquier mordedura de ofidio o ataque de arañas, se debe recurrir lo antes posible a un centro de atención médica, en lo posible dentro de las primeras dos horas. Tanto los centros de salud dependientes de Área de Salud de San Rafael, como el Hospital Schestackow, cuentan con los sueros correspondientes para esta clase de mordeduras.

Lo que NO debe hacerse

Entra las acciones que deben evitarse, se recomienda no usar torniquetes -favorece el bloqueo vascular desarrollando el síndrome isquémico edematoso y necrosis-. No deben realizarse tampoco incisiones o cauterizaciones en el sitio de la mordedura -se destruyen tejidos y disminuye la funcionalidad- ni tampoco la inyección de suero “in-situ,” -pues aumenta el edema y la isquemia-.

Dejá tu opinión

comentarios