foto inseguridad atendiendo tras las rejas

febrero 8, 2015 10:51 pm

Considerado como el tema que más preocupa a los mendocinos, la inseguridad está llevando a prácticas poco usuales de los ciudadanos. Alarmas comunitarias, las conexiones entre los vecinos y las rejas ahora se complementan con prácticas peligrosas como la tenencia de armas o, en los casos más extremos, muros y cercos para separar barrios.

El caso más extremo lo llevaron a la práctica hace un par de años los vecinos del barrio Covirpol de Las Heras, levantaron un muro para bloquear la calle de un asentamiento cercano. En ese momento, el intendente lasherino, Rubén Miranda, dijo que aprobó la iniciativa porque “era la única manera de bajar la delincuencia y la conflictividad que existía entre las dos barriadas”.

Imitando esta medida, los vecinos de otro barrio lasherino aseguraron que en el caso de que no encuentren soluciones a su problema de inseguridad, levantarán un muro para evitar la circulación de delincuentes por la zona. “La verdad que no podemos más, nos roban a toda hora: 9, 15, 18 o 2. Hemos tenido reuniones con funcionarios de la comuna y de la Policía, pero todo sigue igual”, dijo uno de los molestos vecinos del nuevo barrio Solares de Brown, ubicado en la ciudad de Las Heras.

Los vecinos de este conglomerado denunciaron frecuentes robos a varias casas de la zona e indicaron que se han cansado de realizar las denuncias y que hasta le explicaron a la Policía quiénes podrían ser los ladrones pero que todavía los ven rondando por el conglomerado. Aclararon que la misma situación la viven los vecinos del barrio Santa Rosa.

En el barrio El Mirador, de Maipú, los vecinos también tomaron una medida similar. Pusieron un cierre perimetral de tela metálica de gallinero y sólo dejaron una calle como entrada y salida del conglomerado para los que vienen por la calle Paso.

“No podemos dejar la casa sola”
El vecino del barrio Solares de Brown, aclaró que ya tomaron todas las medidas de seguridad posible: altas rejas, cercos altos, alambre de púa, alarma y la recomendación del comisario, un grupo de WhatsApp entre los vecinos.

“Con todas estas medidas, igual nos roban, han desvalijado como cinco casas. Lo único que nos queda es dejar a alguien siempre en la casa, sea la hora que sea”, declaró el referente barrial, quien prefirió resguardar su nombre.

Armarse no es la solución
Otra de las iniciativas que suelen tomar los vecinos es armarse. “Lo hago para defender a mi familia, espero no usarla nunca”, declaró un vecino del barrio Covimet de Godoy Cruz, conglomerado que quedó preso de la guerra de narcos por el control del barrio La Gloria.
Los expertos descartan esta metodología como herramienta de defensa porque muchas veces mostrar un arma se puede convertir en un problema más grave y no una solución.

El director del Registro Provincial de Armas, Gabriel Garnica explicó por qué no se recomienda la utilización de armas. “Nosotros insistimos diciendo que el arma en el hogar es un riesgo, ya que muchas veces los vecinos se la compran para proteger a la familia y en la mayoría de los casos, el arma se termina disparando en contra de quien se intentaba proteger”.

Alambre electrificado
Otra de las medidas que están tomando muchos vecinos para prevenir la inseguridad es la colocación de bovinas de alambre electrificado.
Esta práctica tampoco es recomendada por la peligrosidad de la misma pero los vecinos la colocan igual porque la consideran como una herramienta fundamental para ahuyentar a los malhechores de las cercanías de sus casas. Las alarmas comunitarias son otros sistemas utilizados por su bajo costo./ Orlando Tirapu

Dejá tu opinión

comentarios