gitanos estafa autos

abril 21, 2016 12:16 pm

La Justicia mendocina está acumulando causas por denuncias a un grupo de gitanos instalados en Guaymallén. Las víctimas indicaron que esta situación se viene registrando desde 2008 y que consiste en la venta ficticia de autos.

La estafa se efectúa de la siguiente manera: la gente es atraída por anuncios en diarios o Internet con la publican de autos de alta gama con un valor un 20% inferior al que realmente saldría el vehículo.

Después, realizan el papeleo correspondiente quedando el trámite cuasi listo y con el pago efectuado. En un momento, hay un error por el cual el vehículo no puede ser transferido.

La estafa se finiquita cuando el comprador quiere retornar la negociación y no hay respuestas del otro lado.

Estos casos los está llevando adelante el fiscal de Delitos Complejos Santiago Garay, quien indicó que hay aproximadamente unas cien denuncias y que algunas se llevaron a juicio pero aclaró que “en otros casos, es muy difícil de comprobar el delito”.

En las últimas horas, se reunió un grupo de personas que llegó de Córdoba, Tierra del Fuego, Buenos Aires y la Rioja para pedirles a las autoridades de los tres poderes que hagan algo con esta situación, porque continúan los engaños.

Héctor Albarreto es una víctima de la provincia de Córdoba y relató su caso: “Se presentaron como Esteban y Alfredo Reinero. Después nos enteramos que han estafado con otros documentos. Nos contactamos a través de Internet, son muy hospitalarios, te invitan a comer y uno entra en confianza. Con respecto al auto, hacemos la verificación, el grabado de las autopartes como corresponde, pero en el último tramo cuando vamos a llenar el formulario Z, se cae por una cuestión de facturación, según ellos. Dicen que tiene que pasar de monotributo como SRL u otra sociedad”.

Continuó: “Entonces nos llevan a su territorio, nos dan un documento por el valor del auto y el compromiso verbal de que se va a entregar la unidad en una semana cuando se destrabe la situación. A la semana, uno los llama y te atienden bárbaro y siempre con el mismo celular, pero no te dan bola y así hasta que uno se cansa y tiene que hacer la denuncia. De esta manera, el sistema es muy lento, hay que viajar para agregar un punto y una coma. Por ello, mucha gente no hace el reclamo y se lleva a cabo el engaño”.

Dejá tu opinión

comentarios