impresora-hp

septiembre 17, 2016 11:26 am

Los fabricantes de impresoras aprovechan el modelo de la maquinita de afeitar de forma muy lucrativa: como en el caso de la maquinita, lo que cuesta no es la máquina en sí (impresora), sino las cuchillas (cartuchos). El problema para esos fabricantes, claro está, es la aparición de cartuchos compatibles pero no oficiales de terceras partes.

La lucha contra esa industria alternativa es una de las constantes en el segmento de la impresión, y hace unos días sucedió algo sorprendente: el pasado 13 de septiembre multitud de usuarios de impresoras HP que habían usado cartuchos no oficiales recibieron el mismo mensaje en sus impresoras: había un problema con sus cartuchos. La causa: un firmware preprogramado para dar ese mensaje aun cuando los cartuchos estuvieran en perfecto estado.

Medidas polémicas y muy discutibles

En las pantallas de las impresoras afectadas aparecía el mensaje “Problema de cartucho. Los siguientes cartuchos de tinta parecen no detectarse o estar dañados. Sustituya los cartuchos de tinta para continuar la impresión”.

1366_2000-1

El objetivo de ese mensaje era evidente: convencer a los usuarios de que sus cartuchos no oficiales no servían y de que compraran cartuchos oficiales. Otros fabricantes hacen uso de sistemas electrónicos para detectar cartuchos o tóneres -en el caso de las impresoras láser, pero el método de HP fue poco sutil: en lugar de aplicar fechas algo más lógicas (aleatorias, o quizás dejando cierto margen según la capacidad del cartucho) se aplicó una misma fecha para todas las impresoras: el 13 de septiembre de este año.

Multitud de mensajes y quejas en los foros de soporte de HP lograron hacer que se detectara el problema: un firmware para diversas impresoras de este fabricante lanzado la pasada primavera establecía esa fecha para dar el aviso en caso de detectarse que los cartuchos no eran oficiales. La técnica puede haber dado cierto resultado inicial, pero lo cierto es que vuelve a destapar medidas muy discutibles con las que los fabricantes tratan de evitar la competencia.

Dejá tu opinión

comentarios