Ni una menos

mayo 3, 2016 9:44 am

Unas 140 mujeres desaparecen cada  año en la Argentina, que se cree padecieron femicidios o fueron  captadas para explotarlas sexualmente, reveló un trabajo  estadístico de la Procuraduría de Trata y Explotación de personas.

En uno de estos casos, el de Erica Soriano, la Justicia  sospecha fue asesinada por su pareja Daniel Lagostena en el marco  de un femicidio, ejerciendo violencia machista, y luego su cuerpo  reducido a cenizas a través de contactos con funerarias.

Aunque se trata de un hecho espeluznante, lo cierto es que no  es la única causa con una mujer desaparecida, ya que por año en  Argentina se suman 140 expedientes similares, con víctimas que se  cree padecieron femicidios o cayeron en una red de trata para  explotación sexual.

El dato estadístico, publica hoy el Diario Popular, proviene de  un informe de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas  (PROTEX), donde se reveló que desde 1990 hasta 2013 en Argentina  hay 3.231 niñas, adolescentes y mujeres adultas que se encuentran  con paradero desconocido, a un promedio anual de 140 casos, entre  los que se cuentan hechos que tienen como protagonistas a Marita  Verón (hija de Susana Trimarco), Fernanda Aguirre, Florencia  Pennachi, María Cash o Raquel Bergamaschi.

Acerca de la problemática, el abogado Julio Torrada, titular  del Instituto Wanda Taddei, expresó que “las situaciones con niñas  y mujeres desaparecidas, puntualmente, nos toca de cerca porque  intervenimos en infinidad de casos, cuyas investigaciones están en  curso, pero con la triste realidad de que las víctimas no  aparecen, ni muertas, ni vivas”.

El 8 de septiembre del año 2014, Raquel Bergamaschi concurrió a  visitar a su novio en la localidad bonaerense de Merlo. Desde  entonces se encuentra “desaparecida”, mientras poco y nada se hizo  para avanzar en la investigación, aún cuando hay fuertes indicios  que apuntan al hombre, que tiene una causa por violencia de género  en Estados Unidos, pero aquí jamás fue imputado.

“La historia no cambia, sigue igual. Ya no sabemos qué hacer.  Pero mi mamá no está con nosotras. Jamás pudo tomar la decisión de  irse, abandonar su vida, su familia. A la justicia le pedimos que  investigue al novio, pero no hizo absolutamente nada. Hay muchas  pruebas, sin embargo las ignoran , dijo Micaela, una de las hijas  de Raquel.

Para el abogado Torrada, “en la enorme mayoría de los casos que  aparecen en la investigación de la Protex, con un gran trabajo del  fiscal Marcelo Colombo, hay antecedentes de alguna forma de  violencia, tal como surge, por ejemplo, en la pesquisa por la  desaparición de Erica Soriano, que ahora vuelve a cobrar  importancia en la opinión pública tras la detención de quien fuera  su pareja”.

“En el Instituto Taddei tenemos casos con fiscalías que  investigan femicidios, pero sin los cuerpos de las víctimas, que  se supone fueron enterrados, metidos en pozos o incinerados, entre  otros modos de descarte de cadáveres”, señaló el letrado,  precisando que “esta ausencia de los cuerpos muchas veces es  acompañada por una mirada misógina por parte de los agentes  judiciales, que no avanzan en las causas justamente porque no  tienen la evidencia clave”.

“El caso de Erica es de los más notorios. En los últimos años,  venimos recibiendo muchísimas causas de todo el país, pero sobre  todo de la zona norte. Con situaciones donde lamentablemente han  pasado muchos años y los cuerpos no aparecen”, finalizó Torrada.

Dejá tu opinión

comentarios