detenciones hungría

septiembre 16, 2015 5:12 pm

Hungría ha decidido movilizar su Ejército hasta la frontera con Serbia para impedir que avancen los refugiados.

Por este motivo, el ministro del Interior de Serbia, Nebojsa Stefanovic, ha anunciado el envío de más policías a la frontera con Hungría para “evitar más ataques de la Policía húngara”, poco después de que refugiados y fuerzas de seguridad del país magliar se enfrentaran.

Las autoridades serbias han condenado este miércoles el uso de un cañón de agua y gases lacrimógenos por parte de Hungría contra los inmigrantes y refugiados agolpados en su frontera, argumentando que Budapest no tiene “derecho” a hacerlo.

Las organizaciones humanitarias han confirmado varios heridos en el lado serbio de la frontera, mientras que Hungría ha denunciado que una veintena de sus agentes han sufrido daños. Las autoridades húngaras también han informado de que dos niños “fueron lanzados por encima de la valla de seguridad” que separa ambos países.

Por su parte, Hungría ha reforzado la presencia de fuerzas de seguridad con tres vehículos militares armados, según un reportero de Reuters. Los vehículos se han salido de la carretera para situarse en campos adyacentes, a varios cientos de metro de la frontera.

Desde el comienzo de la jornada, los inmigrantes lograron desbordar a las fuerzas antidisturbios y penetrar en territorio húngaro desde Serbia, en el paso fronterizo de Roszke, según han afirmado periodistas de AFP. Los refugiados han logrado derribar la valla y crear dos puntos de acceso hacia Hungría, de los cuales no se sabe si se han podido cerrar.

 

Dejá tu opinión

comentarios