Iglesias Marcelino

abril 9, 2016 9:30 am

El intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, fue entrevistado por Vicente Calisaya y Paula Monteagudo en la 91.7 Estudio Cooperativa. El jefe comunal respondió a los periodistas respecto de la denuncia contra Luis Lobos, el anterior intendente, sobre las cargas aparentemente irregulares de combustibles que se habrían llevado a cabo durante la última campaña política.

“Nosotros, cuando asumimos, observamos los consumos de combustible en el mes de diciembre y de golpe empezó a bajar a partir de enero. Después observamos que en los meses de abril y junio había habido picos de consumo, que justamente coincidía con las elecciones”, explicó Iglesias, y agregó que “eso disparó una auditoria donde surgen más irregularidades. Se aplicó un sistema de control para ver que vehículos cargaban combustibles, cómo y cuánto. Se determinó que había algunos que estaban rotos y seguían cargando combustibles. Había una evidente complicidad con algunos choferes y hasta con algún trabajador de estación de servicio. Una de las empresas licenció a uno de los probables empleados que habría participado en una de estas situaciones”.

“Lo primero que hicimos fue remplazar al encargado de control” -siguió detallando el intendente guaymallino-. “También encontramos que había un auto que cargaba y no era parte de la comuna. Ese auto era parte de inspección de obra y fue usado para la campaña política, esto disparó sumarios hacia adentro de la comuna y denuncias en la Fiscalía de Delitos Complejos. El mismo modo que se usó para meter gente a trabajar pero con combustibles. Ya han imputado a una persona que reconoció haber cargado en ese auto, lo que no significa que sea culpable. Es muy importante porque él contó que ese auto era usado por gente relacionada a la campaña”.

Con respecto al pago de los sueldos a los trabajadores municipales, Iglesias dijo:Hemos terminado el sábado pasado de hacer el pago de los sueldos del mes de marzo, lo cual hemos hecho con un gran ahorro. Recuerden que nosotros asumimos en diciembre con los sueldos de noviembre sin pagar. Hay un ordenamiento que nos está llevando mucho esfuerzo pero lo estamos logrando mientras ponemos en funcionamiento el municipio. Ahora estamos hablando con el sindicato que representa a los trabajadores municipales, que nos ATE, y probablemente lleguemos a un acuerdo la semana que viene”.

En cuanto a las paritarias, explicó: “La realidad es que Guaymallén solo puede poner el 22% y con mucha dificultad. Y lo vamos a hacer en dos etapas: una a partir del primero de marzo y la otra a partir de septiembre. Analizaremos como está la situación en agosto también. Lo que no hemos podido recuperar todavía es la basura, pese que hemos levantado 22 mil toneladas de basura. Lo que va a ser una asignatura pendiente es el bacheo, hemos mejorado pero falta muchísimo y los recursos económicos necesarios son una fortuna. Y pretendemos hacer obras de fondo”.

“Dentro de poco tiempo vamos a empezar una red cloacal en Arturo González, donde antes de asfaltar vamos a tener que hacer la obra. Lo vamos a hacer a contrareembolso con algo que puedan aportar los vecinos y otra parte que pueda hacer Aysam; el municipio también va a poner una parte, aunque no lo corresponda”, aseguró Iglesias. Y siguió detallando que la comuna ha llamado a licitación para la reconstrucción total de la calle Azcuénaga, entre Elpidio  González y Pedro Vargas. “No hay más parche que hacer ahí, lamentablemente, así que hay que hacerla desde cero”.

“Y tenemos algunos proyectos para hacer, pero dependen de nivel nacional y préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo. Después tenemos otros proyectos que requieren la toma de deuda y lo estamos evaluando. Además estamos reparando dos de los camiones más importantes que tiene la comuna”, continuó diciendo el jefe comunal guaymallino.

“La gente tiene que saber que aparte de todas las deudas que ya conocíamos apareció otra. Lobos utilizó fondos de la soja que eran para la construcción y equipamiento, fondos del plan Más Cerca y fondos del Sedronar, que eran para un centro de rehabilitación de adictos y en total suman 23 millones de pesos. Fueron usados para pagar sueldos y no los devolvió, por lo cual nuestra gestión está haciendo ese trámite, que lo vamos a volcar en obras y compra de equipamiento”, expresó.

En cuanto a la deuda heredada por la administración actual de la comuna, Iglesias dijo que es “verdaderamente impagable en un solo ejercicio. Estamos pagando un poco a cada uno. La gente me pregunta cómo pagó Lobos semejante campaña (política) que hizo y la verdad es que la vamos a terminar pagando todos nosotros. Es triste porque donde uno toca encuentra deuda; hay cuatro empresas que suman 80 millones de pesos. Con algún saldito y con mucho esfuerzo vamos pagando deuda. Nosotros todo lo que estamos comprando lo vamos haciendo al contado”.

“A mí me da mucha vergüenza todo lo que estamos encontrando en Guaymallén. Yo he podido realizar algunas cosas sacándome de encima a algunos ñoquis o gente que se jubilaba y no reponer el cargo, porque realmente no hacían falta. Afortunadamente lo estamos haciendo, estamos empezando a emprender un plan de obras audaz”, explicó.

“El grueso de las personas quiere que nos vaya bien como sociedad, por eso yo no estoy de acuerdo con gremialistas como (los de) ATE, que buscan permanentemente el conflicto. Nosotros tenemos detectados los basurales más importantes y los estamos limpiando. Tenemos muchos temas pero necesitamos que nos acompañen”, indicó Iglesias, y finalizó diciendo: “A la persona que denunció a una empresa que tiraba basura le decimos que estamos pasando el servicio de recolección hasta los días domingos. Estamos haciendo un esfuerzo y la gente nos acompaña. La gente puede denunciar cuando lo vea necesario e incluso pedir más recolección cuando sea necesario”.

Dejá tu opinión

comentarios