Blow Max copia

marzo 18, 2016 9:47 am

Un gran incendio se inició en la noche del jueves en la Ciudad de Mendoza. Hubo grandes daños materiales, pero eso fue apenas parte del problema, porque los vecinos comenzaron a discutir con los propietarios del negocio siniestrado. Además, hubo caos vehicular debido a estos dos hechos vinculados.

Todo empezó en los primeros minutos del viernes, en Barcala y San Martín. Allí, muy cerca de la esquina, funciona un depósito de golosinas, dentro del cual se desató el fuego que, a la larga, dejó como resultado grandes daños materiales. Se dio aviso a la policía y también al personal de Bomberos del Cuartel Central, y estos últimos trabajaron a destajo para sofocar las llamas.

Pero luego vino el encontronazo: vecinos del depósito dijeron estar cansados de que a cada tanto se produzcan incendios en ese local. Aducen los dueños que esta vez se debió a un cortocircuito en el sistema de electricidad, pero estos motivos no les importaron a los habitantes de la zona. Esta gente aseguró que ya no se puede vivir tranquilo debido a las llamas constantes, y la gresca generó encontronazos verbales y también de puños con los empleados y dueño del local.

Interviene en el hecho, caratulado como “Incendio”, la Comisaría 4° junto a la Oficina Fiscal n°13.

Dejá tu opinión

comentarios