images

mayo 13, 2015 6:56 am

Blas Armando Giunta es un fiel reflejo de lo que el hincha de Boca desea de sus jugadores. Un hombre temperamental, que en los partidos difíciles siempre dijo presente y que siempre jugó cada pelota como si fuera la última. Los simpatizantes “Xeneize” siempre destacaron al volante, que supo ser campeón del Apertura 1992, tras 11 años sin títulos, y que fue el autor del penal que le dio la Supercopa 1989 en Avellaneda ante Independiente.

Con semejante cariño de los hinchas de Boca, la lógica indica una ‘diferencia’ en el trato con el hincha común. Pero lejos de eso es el presente, porque Giunta fue a un Pago Fácil en el bario de Almagro y realizó la fila como cualquier simpatizante para sacar su entrada al esperado Superclásico de vuelta por los Octavos de Final, que se llevará a cabo en la “Bombonera” y que por ahora tiene la ventaja de River por 1 a 0.

Más de uno se sorprendió al ver a Giunta mezclado en la fila y las redes sociales valoraron el ejemplo de humildad de un ídolo e hincha “xeneize”, aunque al mismo tiempo fueron varias las críticas a la dirigencia por no tener una ‘deferencia’ con el ex mediocampista, quien actualmente dirige en el ascenso a Deportivo Morón.

Dejá tu opinión

comentarios