independiente

junio 7, 2015 7:28 pm

Injusto por donde se lo mire fue el resultado que se llevó a cabo en el ‘Gigante de Arroyito’, pero poco tiene de justificación el fútbol si los goles no se hacen. Independiente se metió atrás, se aferró a un golazo y logró llevarse un punto gracias a igualar 1-1 con un Rosario Central que chocó durante todo el cotejo contra el arquero rival, de gran actuación.
La primera parte, como el resto del encuentro, fue toda de Rosario Central. Con Franco Cervi inspirado, César Delgado movedizo y Marco Ruben insolente, complicaron sobremanera a un Independiente que sólo contó con un laborioso Lucas Albertengo como destacable. En reiteradas ocasiones, Diego Rodríguez debió justificar su sueldo impidiendo los arranques del equipo del “Chacho” Coudet que basó su juego en el vértigo y presión.
¿La más clara para el dueño de casa en los primeros 45? Tras un mal ataque del “Rojo”, Central salió rápido de contra por derecha. Delgado asistió a Ruben, que dejó en el camino a su marca con una delicadeza y gambeteó a Rodríguez para definir a un arco vacío, pero Emiliano Papa llegó con lo justo para impedir lo que era una justificada apertura de marcador del local por la superioridad que venía marcando.
Si bien siguió dominando el “Canalla”, llegó un baldazo de agua fría a poco del final que le cambió el semblante. Emanuel Aguilera, titular como volante central ante la suspensión de Jesús Méndez, sacó un zapatazo impensado de tiro libre y la colgó del ángulo para darle la ventaja a los de Avellaneda, que hasta ahí habían exigido poco a Mauricio Caranta.
En el complemento la cosa cambió poco y nada. Dentro de las mínimas modificaciones se instaló la desorganización total de la visita y el desinterés por cruzar la mitad de la cancha buscando el arco rival. Durante 25 minutos completos, el partido se jugó dentro del rectángulo que comprendía la mitad de la cancha y la línea de meta de los de Berón.
Rodríguez siguió luciéndose mientras pudo, sin contar con demasiada ayuda de sus defensores, en especial de los laterales Papa y Toledo. Finalmente, apareció Franco Niell tras un centro rasante de Ruben para meter el taco y empañar la impecable actuación del “Rusito” en el partido.
Con el empate, el duelo entró en una meseta hasta cerca del final que el “Rojo” se decidió a atacar nuevamente. Claudio Aquino tuvo en sus pies en el cierre del partido la ocasión de doblegar por segunda vez a Caranta, pero su tiro dio en el travesaño.
A la espera de Mauricio Pellegrino, el “Rojo” cierra el primer semestre desguarnecido futbolísticamente y a 12 puntos del líder San Lorenzo. Mientras que el “Canalla” no pudo acortar la brecha y continúa a cuatro unidades de la cima.

Dejá tu opinión

comentarios