Dilma

agosto 31, 2016 9:48 am

A menos que se interponga un  milagro, Brasil tendrá nuevo presidente este miércoles si el  Senado destituye a Dilma Rousseff, un fallo histórico que todo  indica segará un ciclo de cuatro gobiernos consecutivos de la  izquierda.

La sentencia cerrará una sangría política que desde hace nueve  meses mantiene en vilo a la mayor economía de América Latina, en  ruta a su peor pérdida de riqueza en 80 años, cerca del 7% del PIB  entre 2015 y 2016, y que tiene a los principales partidos  embarrados en causas de corrupción.

De concretarse, será un final inesperado para la primera mujer  en presidir Brasil, suspendida en mayo tras ser acusada de  manipular las cuentas públicas para asegurar su reelección en 2014  y continuar con esa práctica al año siguiente.

Dejá tu opinión

comentarios