violacion

mayo 28, 2016 2:57 pm

Una joven de 21 años fue violada por dos delincuentes que ingresaron a robar en su casa de la localidad bonaerense de Villa Madero, partido de La Matanza y obligaron al padre de la víctima a presenciar la agresión sexual. Voceros de los tribunales de La Matanza revelaron que el hecho se produjo cuando dos sujetos, que portaban armas de fuego, lograron ingresar a uno de los departamentos del 8º piso, en uno de los edificios de un complejo habitacional.
El departamento está situado en calle Callao al 2000, entre De la Cooperación y España, a unos 100 metros de la Autopista Teniente General Pablo Riccheri y en las proximidades del predio correspondiente al club del personal del Banco Central de la República Argentina, en el oeste del conurbano bonaerense. Allí los delincuentes redujeron por la fuerza a los moradores, un suboficial del área de Servicio de Custodia de Objetivos Fijos y Personas y Traslado de Detenidos de la Policía provincial y su hija, de 21 años.
Los ladrones habían ingresado con intenciones de robo ya que se apoderaron de 40.000 pesos, que el progenitor de la muchacha ultrajada había solicitado en condición de préstamo, señala hoy un matutino porteño. Al respecto, los investigadores consideran que el caso tiene ribetes confusos y que estos depravados habrían tenido ayuda de un entregador, quien les habría aportado diferentes datos para que consumaran el tremendo acto.
Según manifestaron los informantes, tras apoderarse del dinero los dos delincuentes, ante la mirada del hombre, se dedicaron a someter sexualmente a la muchacha. Finalmente, los agresores huyeron, estimándose que habrían tenido un vehículo estacionado en las proximidades del escenario del violento episodio, que provocó gran consternación. El caso fue posteriormente denunciado por las víctimas en la comisaría de Villa Madero (1ª Noreste de La Matanza).
Diversas versiones sostienen que la puerta del departamento no estaba cerrada al momento del ingreso de los delincuentes. Además, los investigadores consideran que los responsables del suceso habrían tenido los datos, aportados por un entregador, de la existencia del dinero en el interior del departamento, ya que sabían perfectamente que el funcionario había solicitado un préstamo.

Dejá tu opinión

comentarios