Cobos

junio 28, 2016 9:06 am

El ex vicepresidente de la Nación tuvo un problema con la aerolínea en la que debía volver a la Argentina desde el aeropuerto de Nueva York y pasó la noche en la terminal aérea durmiendo en el piso, como casi todos los pasajeros.

Según detalla el diario La Nación, el inconveniente ocurrió durante el fin de semana pasado, cuando la aerolínea American Airlines debió suspender el vuelo durante 16 horas por motivos de seguridad.

En medio de los reclamos, la compañía aérea sólo les dio a los pasajeros una almohada y una frazada. Algunos decidieron dormir en un hotel, pero la mayoría no quiso porque la habitación más barata costaba alrededor de 300 dólares.

Dejá tu opinión

comentarios