kici5

noviembre 4, 2014 11:05 am

El ministro de Economía, Axel Kicillof, negó hoy que el Gobierno planee modificar o derogar la Ley de Pago Soberano para negociar con los fondos buitre y ponerle fin al conflicto de la deuda soberana impaga en enero. Kicillof cuestionó con dureza a “la prensa opositora y  desinformadora” por publicar versiones “infundadas” que “ya son operaciones montadas en el aire” y perjudican a la estrategia del país ante el “ataque de un grupito minúsculo de millonarios”.

La Cámara de Diputados sancionó el 11 de septiembre último el proyecto del Poder Ejecutivo que autorizó el reemplazo del Bank of New York por Nación Fedeicomisos y habilitó el pago en Buenos Aires de la deuda reestructurada: esa ley no será modificada. El funcionario había otorgado una entrevista a la revista mexicana La Jornada en la que expresó: “A finales de año, cuando desaparezcan los instrumentos que los fondos buitres han utilizado para la extorsión, habrá mejores posibilidades para dialogar” con ellos.

Ese fragmento fue interpretado por la prensa local como la confirmación del ministro sobre la presunta idea del Gobierno de avanzar con una negociación con los fondos buitre en enero tras la caída de la cláusula RUFO. Pero Kicillof puso este martes el grito en el cielo: “Hablé de
temas centrales que tienen que ver con el futuro, con temas de fondo, con el 2015, con qué proyecto de país vamos a elegir el año que viene, pero la prensa opositora y desinformadora se tomó de una frase para seguir alimentando una operación”. “En este caso -se quejó el ministro- han inventado que el Gobierno argentino arreglará o no arreglará con los buitres en enero tras la cláusula RUFO. Es decir, han inventado un terreno para tratar de generar como siempre confusión y desinformación”, añadió.

Kicillof protestó también porque la prensa le había adjudicado al presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, haber dicho que el Gobierno planeaba acordar una solución al conflicto de la deuda con los fondos especulativos en enero. “Y a eso le agregaron un nuevo componente: decían que yo estaba haciendo en el ministerio una ley y que ya había hablado con el Congreso para pagarle a los fondos buitre. Todo eso es verso, es una operación”, sostuvo.

Señaló en declaraciones a radio Continental que esas “operaciones” a él le generan “preocupación” porque tienen la intención de generar “malestar e incertidumbre y tratar de dañar al Gobierno como generándole contradicciones que en realidad son las contradicciones de sus mismas operaciones”. “En este caso de la deuda argentina, me parece que la cuestión es más grave porque hay intereses económicos muy poderosos: hay allí miles de millones de dólares en juego con los sectores especuladores y concentrados más dañinos que uno puede imaginar. Y entonces uno se imagina que hay plata ahí, hay intereses con la suba y baja de los títulos”, afirmó.

Dejá tu opinión

comentarios