Guardia Real de Buckingham modificado

diciembre 30, 2014 5:02 pm

La guardia de los palacios reales del Reino Unido permanecerá detrás de la valla metálica que separa estos tesoros arquitectónicos de la vía pública, para evitar posibles ataques terroristas de grupos extremistas sobre ellos, según informó ayer la prensa británica. Esta medida se entiende como una protección adicional después de que la Guardia Real, una atracción turística por sus ceremonias de cambio de guardia, fuera separada del público mediante un cordón de policías armados.

El diario ‘The Telegraph’ ha explicado que tanto el Palacio de Buckingham como la policía británica temen que milicianos islamistas puedan ver a la Guardia Real como un posible objetivo. Aunque a simple vista se puede ver que portan armas con bayonetas, realmente no están cargadas.

Reino Unido elevó la alerta de terrorismo al segundo nivel más alto en agosto y, el mes pasado, el Gobierno aseguró que el país se enfrentaba a la mayor amenaza de terrorismo de su historia debido a los británicos que regresan de los combates en Siria e Irak. A principios de este mes, la policía británica reconoció se habían frustrado un ataque de un ‘lobo solitario’. Además informaron de otros cinco intentos de ataques terroristas en los últimos cuatro meses.

Estas medidas de seguridad con respecto a la Guardia Real se han implementado debido al temor derivado del ataque  de un extremista que abatió a tiros a un soldado de la Guardia Ceremonial Canadiense en la capital del país, Ottawa, y luego cargó contra el edificio del Parlamento de ese país.

 

Dejá tu opinión

comentarios