hotesur

julio 19, 2015 12:02 pm

Si bien la causa que tenía Claudio Bonadio y ahora tiene Daniel Rafecas comenzó por una denuncia por irregularidades en la Inspección General de Justicia (IGJ) respecto de Hotesur, luego se amplió, por lo que ahora lo que se investiga es un supuesto lavado de dinero entre las empresas de Lázaro Báez y Hotesur.

Hotesur fue comprada en 2008 por Osvaldo Sanfelice en representación de Néstor y Máximo Kirchner. Tres días después de esa compra, en noviembre de 2008, la empresa le alquiló a la firma Valle Mitre el hotel Alto Calfate por un año, algo que luego fue prorrogado. El contrato fue firmado como director apoderado de Valle Mitre por Adían Esteban Berni. Cuando firmó el contrato, Berni también era director de Hotesur. Lázaro Báez es socio de Valle Mitre, cuyas acciones compró poco tiempo antes de que los Kirchner compraran Hotesur.

En el expediente del que ahora fue desplazado Bonadio constan los contratos firmados por Valle Mitre como gerenciadora de siete empresas de Báez para ocupar habitaciones en Alto Calafate. Las empresas son Kank y Costilla, Alucom Austral, Loscalzo y Delcurto, La Estación, Don Francisco, Badial y Austral.

La denuncia orginal la realizó la diputada nacional y precandidata presidencial de Margarita Stolbizer. El fiscal a cargo es Carlos Stornelli, quien impulsó la investigación para determinar si existió la maniobra por la cual se alquilaron habitaciones y no se usaron.

Luego de Valle Mitre, la empresa que explota el hotel Alto Calfate es Idea SA. Los accionistas originales eran Osvaldo Sanfelice y su mujer Mirta Leiva.

En la causa se consiguió la información que determina que Sanfelice fue presidente de la sociedad, y un poder general amplio a favor de Máximo Kirchner que lo autorizaba a operar la totalidad del patrimonio en nombre y representación de la sociedad (Hotesur) fechado el 30 de septiembre de 2013, mientras en Idea SA explotaba el hotel.

Valle Mitre e Idea SA también comercializaban otros hoteles como Las Dunas y La Aldea del Chaltén.

En el expediente se habían sumado dos casos más en los que se investiga a las sociedades Diagonal Sur Comunicaciones, y Credisol vinculadas a maniobras.

El lunes pasado, Bonadio ordenó 18 procedimientos en Río Gallegos, cinco en Calafate, uno en Comodoro Rivadavia, uno en Bariloche y diez en la Ciudad de Buenos Aires. Todo el material recolectado en los procedimientos está acumulado en la sede de la Policía Metropolitana a la espera de lo que decida Rafecas. Antes de que lo apartaran, el juez Bonadio resolvió que la causa debía quedarse en su juzgado. Lo hizo ante pedido de Sanfelice, al que adhirió Mercado.

Ahora, luego de que Stolbizer -que pretende ser querellante- apeló, seguramente apelará el fiscal y tendrá que resolver nuevamente la Sala 1 de la Cámara Federal, la misma que por mayoría sacó a Bonadio.

Dejá tu opinión

comentarios