Igleisa tedeum

mayo 25, 2016 7:30 pm

A través de las ceremonias  religiosas en conmemoración del 25 de Mayo, obispos de distintos  puntos del país hicieron hoy un llamado a la dirigencia política  y a la sociedad para trabajar contra la pobreza, la corrupción y  el narcotráfico.

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, quien encabezó el  tedeum en la Catedral Metropolitana del que participó el  presidente Mauricio Macri, convocó a “no perder la sensibilidad  y redoblar el esfuerzo y servicio por los más pobres”, mensaje  que se repitió en las ceremonias religiosas del resto del país.

“Danos coraje para crear espacio y mesas donde podamos  compartir la sabiduría del diálogo, donde las ideas superen las  ideologías. Que nadie se levante hasta encontrar acuerdos  duraderos”, pidió Poli.

Por su parte, el obispo de Gualeguaychú y presidente de la  comisión episcopal de Pastoral Social, Jorge Lozano, consideró  que “naturalizar la pobreza, no tener decisiones firmes para  cuidar el ambiente, ser tolerantes con la corrupción y aceptar  pasivamente la injusticia” no permite “plasmar ideales nobles”  en la sociedad.

En el tedeum celebrado en esa ciudad entrerriana, Lozano  afirmó que “la entrega generosa en la búsqueda del bien común,  la dedicación al trabajo, el amor en la familia, el cuidado de  los más frágiles, la solidaridad con los pobres, la vida de  oración, son los senderos que llevan a construir juntos una  comunidad municipal, provincial, nacional y regional, que haga  pensar en grande y obrar en consecuencia”.

Dejá tu opinión

comentarios