Iglesia Argentina

junio 23, 2015 9:54 am

El Vaticano reiteró este martes que el matrimonio heterosexual es “la base indispensable para la formación integral del niño” en el documento preparatorio del próximo Sínodo de la Familia y en relación con las adopciones. Sin embargo, reveló que existe un “común acuerdo” sobre una “vía penitencial”, bajo la autoridad de los obispos, para reintegrar en la Iglesia católica a los cristianos divorciados que se hayan vuelto a casar.

Así se refleja en las respuestas dadas por las conferencias episcopales a las preguntas planteadas con vistas al próximo Sínodo de la Familia, que se celebrará en octubre y que hoy reveló la Santa Sede.

En ese “Instrumentum Laboris”, se señala en relación con los fieles divorciados que se hayan vuelto a casar por lo civil que esa “vía” incluiría una “toma de conciencia del fracaso y de las heridas” producidas por la separación de los cónyuges.

Y que vaya señalada por un “arrepentimiento”, además de por una verificación de la “nulidad del matrimonio, el compromiso a la comunión espiritual y la decisión de vivir en continencia”.

El documento, conocido como “Instrumentum Laboris”, recoge las respuestas de las conferencias episcopales de todo el mundo y que servirá de preparación para el Sínodo de la Familia que se celebrará entre el 4 y el 25 de octubre de 2015.

Dejá tu opinión

comentarios