img_5956

julio 7, 2014 9:44 am

Berlín ha sido la sede de entrega de los premios Inventor Europeo 2014, que reconocen a aquellas personas o equipos que contribuyen al progreso social, económico y tecnológico a través de sus creaciones. La Oficina Europea de Patentes ha galardonado a Charles Hull, por la invención de la impresión en 3D, una tecnología que está provocando una auténtica revolución en la industria manufacturera, y a Christofer Toumazou, por su invención de un test de ADN rápido a través de un chip que se puede insertar en una USB y ver los resultados directamente en la pantalla.

El público ha querido premiar a Masahiro Hara, Takayuki Nagaya y su equipo por inventar el código QR, que se utiliza para la gestión de inventarios en fábricas, la administración de los archivos de pacientes, el seguimiento de muestras biológicas y como herramienta de márketing.

En 2015 se pondrá en marcha el Tribunal Europeo de Patentes y la Patente Unitaria Europea, que permitirá patentar una invención en un solo trámite.

Dejá tu opinión

comentarios