automotriz

agosto 1, 2015 10:18 am

La buena noticia que trajo la serie de indicadores laborales del Indec del conjunto de la industria manufacturera fue que el empleo fabril creció levemente respecto de los tres meses previos: 0,5% entre enero y marzo y 0,3% en el tramo abril a junio. Pero fueron movimientos muy puntuales y carentes de fuerza para romper una racha de siete trimestre de caída consecutiva del índice de obreros ocupados en el cotejo interanual.

Desde el pico de junio de 2013 el total de operarios registrados en el total de las manufacturas acumula una reducción de 3,5%, la cual virtualmente coincide con la baja que se arrastra desde el pico de 1997, antes de que se iniciara el ciclo recesivo que terminó con la convertibilidad y la estabilidad de los precios.

Por su parte, el Índice de Horas Trabajadas exhibió también durante el segundo trimestre de 2015 un estancamiento que no alcanzó para revertir una serie de seis trimestres de recorte, por el debilitamiento que afecta a la producción fabril, más la destinada a la exportación que al consumo interno.

Pese a ese cuadro, que se corresponde con la prolongada recesión que el Indec registró en la actividad del conjunto de las manufacturas, las empresas mantuvieron una política de no afectar el salario de sus empleados.

El Índice de Salario por Obrero del Indec acusó en el segundo trimestre un incremento del nivel general del 31,2% respecto de un año antes y 32,6% en el semestre. Esas variaciones superaron en dos y seis puntos porcentuales el ritmo de ajuste nominal que se registró en similar tramo de 2014, y también a la tasa de inflación que miden las consultoras privadas./ Fuente: Infobae.com

Dejá tu opinión

comentarios