Jorge Chueco

abril 19, 2016 12:26 pm

En su declaración, el chofer identificado como Gustavo Edén Rodríguez, de 37 años y empleado de la empresa de transporte internacional Río Uruguay, ratificó que en un viaje a Foz de Iguazú, realizado el jueves 14 a las 10.30 con el interno número 5 de esa empresa, “subió al ómnibus una persona del sexo masculino, canoso, que vestía una chomba de color verde claro y pantalón de jean color azul”, según describió.

El testigo recuerda que el hombre, que además no llevaba bolso ni equipaje y tenía lentes oscuros, se acercó preguntando donde terminaba el recorrido del colectivo, “a lo que respondí que el mismo terminaba en la cabecera del puente Tancredo Neves, pero del lado brasileño”.

Según Rodríguez, al llegar al control de Migraciones en la aduana Argentina, todos los pasajeros descendieron a realizar el trámite de salida del país con documento en mano, “incluido el hombre canoso que regresó junto al resto del pasaje y se sentó en uno de los asientos del medio”.

“Posteriormente y al llegar al centro de frontera de Foz de Iguazú, se baja junto a otros pasajeros y preguntó con que frecuencia se mueve esa línea de colectivo y a que hora es el último viaje”, según ratificó Rodríguez al Juez de Instrucción Osvaldo Lunge.

El testimonio del chofer fue ratificado por otra persona cuya identidad no trascendió, que fue la que advirtió que esa persona canosa era Jorge Chueco, la misma persona que el día anterior había sido retirada por la policía de la zona cercana al salto Garganta del Diablo en el Parque Nacional Iguazú.

Los investigadores a cargo del juez Lunge analizan desde ayer las imágenes de las cámaras de seguridad del centro de frontera, tanto del lado argentino como brasileño, “de manera de constatar si realmente Jorge Chueco cruzó al Brasil por ese paso fronterizo”, según expresó el magistrado.

Dejá tu opinión

comentarios