la-lepra

agosto 28, 2016 6:35 pm

Por el primer partido del Campeonato 2016/2017 de la Primera B Nacional, el plantel de Independiente Rivadavia tuvo que trasladarse nada más ni nada menos que hasta Puerto Madryn durante la tarde del domingo, para iniciar su camino en el certamen visitando a Guillermo Brown de dicha ciudad, bajo el arbitraje de Hernán Mastrángelo.

La intención del conjunto Azul era debutar con el pie derecho, pero las cosas no salieron como se esperaban y el equipo se volvió con las manos vacías a Mendoza: el local fue el único en lograr inflar la red, quedándose con la victoria por 1-0.

Luego de un primer tiempo sin demasiadas emociones, lo mejor del partido y lo peor para la visita, llegó en el complemento. Es que apenas iban tres minutos del segundo tiempo cuando apareció Tobías Figueroa para romper el cero y marcar lo que sería el único tanto del juego.

A partir de allí la Banda fue inteligente para mantener la diferencia y lo logró. Para colmo, diez minutos después del gol, Independiente Rivadavia sufrió la baja de Facundo Curuchet. El mediocampista cayó de espalda contra la pared de contención de la cancha y sufrió un duro golpe, al punto de tener que ser retirado del campo de juego en ambulancia.

Se espera que durante las próximas horas se conozcan los resultados de los estudios, pero afortunadamente no se trataría de una lesión de gravedad, aunque el golpe se haya producido en un lugar sensible como la columna. Desde el club trascendió que”Facundo Curuchet se encuentra estable. Se está realizando todos los estudios médicos correspondientes”.

Por la segunda fecha del certamen, Independiente deberá medirse ante All Boys, como local, buscando la recuperación. El Albo de Floresta, por su parte, llega de haber caído también en la primera jornada, por 1-0, en su casa, ante Boca Unidos de Corrientes.

Dejá tu opinión

comentarios