Veracruz416

septiembre 12, 2014 8:54 am

La diputada Anabel Fernández Sagasti indicó que una vez aprobada la nueva Ley de Adopción en el Congreso de la Nación, en la provincia se podrá ejecutar de inmediato, ya que esta es una ley de fondo y no necesita una promulgación local.
Al igual que en todo el país, los mendocinos que quieran tener un hijo del corazón tienen que inscribirse en el Registro Único de Adopción, quien es el encargado de confeccionar una lista de personas inscriptas como aspirantes a adopción.
El método establece que cuando un niño se encuentra en estado de adoptabilidad se integra a la familia del primero de la lista que reúne las condiciones adecuadas para las características de edad, sexo y etnia del menor.

Largas filas en juzgados, promesas y muchos años de espera eran los pormenores que debían transitar los ciudadanos argentinos que se querían convertir en padres a través de la adopción.
Un hecho mediático (Silvia D’Auro, ex de Jorge Rial, vociferó barbaridades sobre los chicos adoptados) posibilitó que los senadores y diputados nacionales debatieran sobre esta temática.
Entre los legisladores que están analizando el nuevo proyecto de ley se encuentra la diputada mendocina, Anabel Fernández Sagasti, quien en diálogo con El Ciudadano explicó que dentro de algunas semanas el proyecto ya estará aprobado.
La legisladora explicó que el conflicto para ver quién estampará la firma en el proyecto –situación que trabó por algunas semanas el tratamiento del proyecto– se resolvió estableciendo que la ley sea enviada por la Comisión de Legislación General presidida por Sagasti.

Los cambios que aporta el proyecto
La nueva Ley de Adopción acortaría significativamente los plazos para que los niños lleguen a la condición de ser adoptados.
“El proceso de adopción comienza cuando un chico es separado de la familia. Se lo institucionaliza y se lo envía a familias cuidadoras. Ese proceso disminuirá de años a seis meses”, indicó la diputada nacional por Mendoza.
Este proceso se torna burocrático porque cuando un niño puede llegar a estar en condiciones de ser adoptados se lo intenta involucrar con su familia y esto puede tardar años con visitas de abuelos, tíos y otros familiares, quienes finalmente no ven más a los chicos.

La guarda también bajaría su plazo
Otro de los tiempos que se disminuirá es el de la guarda provisoria que tienen los papás con los chicos adoptivos. Este sistema es para comprobar si el niño o la niña se adapta a su nueva familia. Actualmente, puede pasar años este método que mantiene la incertidumbre en ambos lados y que en algunos casos ha tenido finales poco felices.
Testigo de esta situación fue una vecina de San Rafael, María del Carmen, quien hace unos años adoptó una nena y estuvo con ella cerca de un año y medio y luego el juzgado consideró que no se adaptaba a la familia y se la quitó.

Hay cerca de 15 mil postulantes
Según el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, en el país, actualmente hay cerca de 15 mil familias dispuestas a adoptar.
La orden de prioridad y la edad de los chicos que se quieren adoptar lo continuarán manejando los juzgados, y los jueces serán los encargados de verificar su postura para lograr que la ley se aplique de la manera más correcta./ Matías Caliri

Dejá tu opinión

comentarios