corte

septiembre 19, 2015 12:14 pm

Tras la renuncia del juez Carlos Fayt a la Corte Suprema de Justicia, los senadores opositores sondearon la posibilidad de ratificar el acuerdo con el que bloquearon la designación de un reemplazante propuesto por la presidenta Cristina Kirchner, mientras se miran con desconfianza.
Si bien el alejamiento de Fayt se hará efectivo un día después de que asuma el nuevo Presidente, el anuncio realizado el último martes por el magistrado de 97 años les recordó a los senadores que deberán cubrir dos vacantes, dado que Raúl Zaffaroni dejó su cargo en diciembre.
Un senador de la UCR indicó a NA que en la última semana se charló sobre la posibilidad de ratificar el acuerdo que firmaron en noviembre pasado, por el cual todo el arco opositor se comprometió a rechazar cualquier pliego enviado por la Presidenta para cubrir la vacante que dejó Zaffaroni.
El análisis de esa posibilidad tuvo que ver con dos cuestiones: la primera es que el oficialismo tanteó los ánimos de la oposición respecto de discutir el tema de las vacantes en la Corte; la segunda es la desconfianza en las filas opositoras respecto de Adolfo Rodríguez Saá, según supo esta agencia.
Si bien el jefe del interbloque del Peronismo Federal siempre manifestó su rechazo al pliego de Roberto Carlés (enviado por la Presidenta para reemplazar a Zaffaroni) en la oposición hay quienes desconfían de la posibilidad de que negocie con el oficialismo con un ojo puesto en la vacante que dejará Fayt.
Según las fuentes consultadas por NA, algunos lo escucharon decir que “las circunstancias cambiaron” y eso les encendió una luz de alerta, especialmente, a los radicales que impulsaron el acuerdo opositor.
En los últimos días circuló la versión de que el senador puntano tenía pensado impulsar a su compañera de bloque y de fórmula presidencial, Liliana Negre de Alonso, para cubrir uno de los vacíos del máximo tribunal. Si bien nadie en el Peronismo Federal confirmó ese rumor, es cierto que Rodríguez Saá podría estar en condiciones de negociar con el Frente para la Victoria si los resultados de las elecciones primarias se repiten en octubre, dado que en ese caso los oficialistas quedarían apenas a cinco votos de los 48 que
necesitan para aprobar pliegos para la Corte.
Además, ese escenario -en caso de darse- sería después del 10 de diciembre, con Fayt ya fuera de la Corte, con el Senado en la urgencia de cubrir dos vacantes y con el acuerdo de la oposición caído, pues la cabeza del Poder Ejecutivo (encargado de proponer a los jueces supremos) ya será otra para ese entonces.
Por el momento, el pliego de Carlés no fue retirado, aunque cuando Cristina Kirchner deje el Gobierno es posible que el joven académico pierda apoyo. Y es que hay otros nombres en danza desde hace más tiempo, como el del exministro de Justicia León Arslanian; la presidenta de la Cámara Federal de Casación, Ana Maria Figueroa, y la decana de la Facultad de Derecho de la UBA, Mónica Pinto, entre otros.

Dejá tu opinión

comentarios