cornejo-intendentes-pj

octubre 31, 2016 7:44 pm

Que sí, que no… Entre adhesiones e impugnaciones, entre elogios y críticas, discurre la vida política del país demostrando que todo es cuestión del cristal con que se mire. Lo malo es que a veces se interpone la ideología entre la ley y el criterio razonable, sin tener en cuenta las propuestas de la gente.

Impugnaciones y adhesiones

La propuesta del gobernador Alfredo Cornejo, quien vio en el abogado José Valerio al hombre indicado para cubrir el cargo vacante en la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, se está convirtiendo en un Boca-River y una vez más muestra a las claras que hay gente que no puede dejar de abrir grietas.

Es que previo a la audiencia pública no vinculante han llovido notas a favor y en contra del hombre propuesto por el Gobierno. En un hecho inusual se vieron largas colas en la vereda de la Legislatura provincial para entregar las presentaciones a favor (más de dos mil) y en contra (aproximadamente seiscientas). Notas que van desde elogios por su capacidad, conocimiento y por su firme convicción de priorizar los derechos humanos de las víctimas de la delincuencia, hasta críticas y denuncias furibundas acusándolo de misógino, homofóbico y “por falsedad ideológica”.
Como vemos se va de una punta a la otra por el solo hecho de haber quedado entrampado entre los “garantistas” –como los integrantes de la Fundación Xumek, Omar Palermo y Horacio Verbitsky, entre otros– y el anhelo de la mayoría de los mendocinos que exigen el fin de la “puerta giratoria”, que permite que los delincuentes entren y salgan con suma facilidad para volver a delinquir, a la vez que exigen que de una vez por todas se tenga más en cuenta a las víctimas que a los victimarios.

Presupuesto sí, presupuesto no

Otro motivo de diferencias se ha dado en el tratamiento de la Ley de Leyes de la Provincia. Por un lado, varios legisladores del justicialismo, encabezados por la senadora Patricia Fadel, decían “no” y denunciaban ante la Fiscalía de Estado y el Tribunal de Cuentas al Gobierno por diversas “irregularidades”, como atrasos en la publicación de la ejecución presupuestaria y modificaciones en las planillas del movimiento de Tesorería del mes de mayo.

Precisamente, esta denuncia retrasa el proceso de diálogo entre las principales fuerzas políticas de la provincia para consensuar el Presupuesto 2017.

Pero hubo una fuerte decisión por parte de los intendentes del PJ, conducidos por el flamante presidente partidario Omar Félix, quienes decidieron decir “sí” al diálogo para tratar de obtener una ley que contenga sus propuestas y sugerencias. Esto permitió en definitiva que se reunieran con el Gobernador el último viernes y seguir avanzado en la aprobación del endeudamiento de $3.700 millones que pide el Gobierno para dinamizar la obra publica. Si bien en la reunión hubo críticas y diferencias, se discutió con madurez, tratando de ese modo de facilitar la obtención de los dos tercios requeridos en la Legislatura para la aprobación del endeudamiento.

Tras el encuentro, Félix destacó el trabajo en conjunto que se está realizando. “De los doce puntos que propusimos para el proyecto de ley impositiva, en principio tenemos respuesta sobre diez, que vamos a analizar con nuestros técnicos, pero creo que esto muestra que hay un buen camino de diálogo y puntos de encuentro en la búsqueda de consenso”, consideró.

“Creo que hemos avanzado bastante en lo que tiene que ver con la búsqueda de métodos de consenso y entender que la prioridad de todos es mejorar la situación de la provincia y de la calidad de vida de todos los mendocinos. Esto es el norte, lo que nos orienta, y en esta dirección debemos construir consensos que posibiliten esto, en todo sentido”, afirmó por su parte el justicialista Roberto Righi, intendente de Lavalle.

Que te vaya bien, que te vaya mal…

Siguiendo con las diferencias de criterios y opiniones, hay que resaltar la cordura del ex presidente de Uruguay José Pepe Mujica, quien al ser entrevistado este fin de semana en el programa Animales sueltos dijo: “Quisiera que a la Argentina le vaya bárbaro. Cuando a ustedes les va mal a nosotros nos va mal, por eso le deseo lo mejor a Macri”.

Afirmaciones para tener en cuenta por tratarse de un dirigente que está en las antípodas ideológicas del mandatario argentino, lo que no le impide dar una opinión seria, madura y constructiva, basada sobre todo en la experiencia.

En el polo opuesto de esta posición, están las críticas e insultos de algunos dirigentes, como Máximo Kirchner, quien con motivo del sexto aniversario de la muerte de su padre, dijo: “Macri toma decisiones que van siempre en contra del pueblo y resuelve siempre a favor de los más fuertes. Es un Gobierno que se caga en que te levantés todos los días para darle de comer a la gente” (sic).

Si bien los argentinos nos estamos acostumbrando a los reiterados agravios y malas palabras contra el Presidente, sobre todo por parte de algunos dirigentes como Hebe de Bonafini y Luis D’Elía, sin duda debe haber causado sorpresa que Adrián Cerroni, actual miembro del Tribunal de Cuentas de la Provincia y ex funcionario y subordinado del ex gobernador Celso Jaque –fue ministro de Hacienda de la Provincia entre 2007 y 2011–, se dirigiera hacia al Presidente con un mensaje de Facebook donde escribió, entre otros agravios: “Sos un inútil al servicio de los oligopolios, las multinacionales y los ricos que son los únicos que están mejor, Macri y la pmqtp”.

Esto habla a las claras del bajísimo nivel de algunos funcionarios y políticos, a la vez que demuestra lo lejos que están del deseo de la gente y de ayudar a construir un país mejor para todos.

El no por el no mismo

Ni siquiera en algo tan elemental como fijar la fecha del inicio de clases acompaña el SUTE, que por medio de su secretario general Adrián Mateluna, puso objeciones a la sugerencia del Consejo Nacional de Educación de comenzar el próximo ciclo lectivo el 6 de marzo. La iniciativa, que fue acompañada por el director General de Escuelas Jaime Correas, para variar, encontró obstáculos interpuestos por un gremialismo que –ya no es un secreto y está cansando a la sociedad– ha optado por oponerse a toda sugerencia de los gobiernos nacional y provincial, como sucedió con la evaluación de la educación realizada días atrás.

Milagro presa, Milagro libre

Otro hecho que ha producido diferencias de opinión y divide las aguas es una resolución del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), que pide la pronta liberación de la activista de la Tupac Amaru, Milagro Sala, aduciendo que su detención “es arbitraria”.

La resolución tuvo eco inmediato en el titular del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), el periodista Horacio Verbitsky, quien en el mismo sentido pidió al gobierno de Macri su inmediata libertad. “La importancia de esta resolución no puede ser exagerada: es fundamental”, advirtió Verbitsky en Página 12, pero el fiscal de Estado de Jujuy no se sintió amedrentado y por el contrario respondió insistiendo en que la militante social está acusada, entre otras cosas, de organizar un plan sistemático para defraudar, cometiendo delitos como asociación ilícita, extorsión, fraude a la Administración Pública, instigación a la violencia y sedición, por lo que en definitiva debe dar cuenta a la Justicia.

Hay razones para que Sala continúe detenida en razón de que uno de los elementos para evaluar la prisión preventiva es la posible interferencia en el proceso. Y el criterio objetivo marca que alguien que controló políticamente una provincia tiene posibilidades de interferir en el proceso. ¿O no?

Además, la activista –apoyada hasta no hace mucho por el kirchnerismo– no cuenta con fueros especiales por ser miembro del Parlasur, y la gravedad de los delitos que se le endilgan son suficientes para mantener efectiva su detención. Nada tiene que ver el derecho de protesta con la situación judicial en que se encuentra.

Demasiado alejadas las interpretaciones por un mismo hecho nos indican que algo anda muy mal en nuestro país, que debería ser más previsible y ajustarse a las leyes, porque éstas no se deben interpretar de acuerdo a preferencias ideológicas.

Dejá tu opinión

comentarios