presi

julio 17, 2015 8:15 pm

Fuertes sensaciones y pensamientos inundaban mi alma de trabajador de prensa mientras me dirigía a la Capital Federal. El vuelo de una hora cuarenta se me hacía eterno en los mil doscientos kilómetros que debía cubrir, para llegar hasta el lugar y el momento que me recibiría la primera mandataria de la nación, que “¡por fin recibía a un periodista argentino!”.

Por mi mente pasaban todos aquellos momentos de una historia de 12 años de vida institucional del país. Fundamentalmente los 8 años que Cristina Fernández de Kirchner gobernó la República Argentina. Por ello también, el repaso de lo que le iba a preguntar en la hora y media pactada para dialogar a agenda abierta, textual se había acordado. Un hecho “inédito en el período gubernamental del kirchnerismo”, que reticente “NO permitió” que ningún periodista preguntara o ejerciera en plenitud el ítems constitucional de libertad de prensa. Las cosas habían cambiado tras la nota que había realizado Dexter Filkins, periodista del New Yorker y había que sacar provecho de ello.

Por fin estaba en la Casa Rosada y mi interior se sacudió aún más al penetrar a ese verdadero testimonio viviente de los últimos 60 años de historia de país. Mientras caminaba dentro de ella, intentaba palpitar los pasos de don Arturo Humberto Illia, entrelazados con los de Arturo Frondizi. Me asustaba de solo pensar y hasta sentir el bombardeo de la aviación naval durante el sangriento golpe que derrocó a Juan Domingo Perón en el ´55. Las fuertes expresiones del líder fundador del Movimiento Nacional Justicialista, echando de la Plaza a Montoneros. Me revelaba al pensar el mugriento desparpajo de los imbéciles que golpearon mortalmente a la nación aquel oscuro 24 de marzo. O de solo escuchar el borracho desafío de Leopoldo Fortunato Galtieri a la flota inglesa que acechaba Malvinas tras el histórico 2 de abril de 1982. Pero, mi corazón se aplacaba y encendía a la vez impregnado de democracia, al sentir memorables expresiones de uno de los presidentes más nobles y honestos que pisó esa casa de gobierno en los últimos años, don Raúl Ricardo Alfonsín. Sensaciones que me prepararon aún más al arribar a la puerta que me separaba del despacho presidencial. La que se abría inmediatamente e invitado, era recibido por esa mujer que gobernará la Nación hasta diciembre próximo.

Parada con riguroso protocolo, acorde a su investidura, Cristina Fernández de Kirchner me recibía extendiendo su mano e inmediatamente y sin perder tiempo me invitaba a sentarme en los sillones de su despacho. Acción que me hizo recordar que solo tenía una hora y media para le entrevistarla, por lo que inmediatamente y sin hacer la previa que realizó el colega norteamericano, disparé las primeras preguntas.

-Señora, ¿qué sintió, cuando entró por primera vez a este despacho?

Presidenta CFK:……………

-¿Por qué inició su primer mandato discutiendo fuertemente con el campo por la 125?, y ¿siente que durante los dos períodos de su gobierno que obstruyó a gran parte de la producción por igual? ¿Por qué le dio tanto poder a un funcionario de segunda línea como alguna vez lo fue Guillermo Moreno, quien maltrató con inadmisible saña al campo y a la industria?

Presidenta CFK:……………

-Señora, ¿cómo califica la situación y la calidad institucional del país en los últimos 10 años, partiendo de la relación entre los tres poderes del estado?

Presidenta CFK:……………

-¿Por qué apeló a gobernar o tomar las principales determinaciones de estado por decreto y no concurrió como corresponde al parlamento nacional? ¿Qué responde cuando se le señala que al Congreso lo neutralizó con riguroso autoritarismo?

Presidenta CFK:……………

-Señora, ¿Cuál es su pensamiento o su postura sobre la corrupción? ¿Qué ha sentido con el caso Skanska, con las valijas de Antonini Wilson, con las múltiples causas de Ricardo Jaime, con la causa de Héctor Capaccioli, que recaudó fondos para la campaña de su primer mandato con el lavado de dinero y el tráfico ilegal de efedrina? ¿Se siente perseguida usted y el resto de la familia presidencial por las múltiples causas de Lázaro Báez, la causa Hotesur y las investigaciones de su patrimonio? ¿Por qué respalda a Amado Boudou? Y al respecto de esto último, ¿hay algún motivo más para que el vicepresidente conserve sus fueros aislándolo de los estrados judiciales?

Presidenta CFK:……………

-Presidenta, ¿por qué cambió la postura de desencuentro y de ignorar la presencia del cardenal Jorge Bergoglio, a la de devoción a la iglesia y al papa Francisco? ¿Le molesta que la iglesia católica hable de narcotráfico y de pobreza? ¿Por qué usted y su gobierno no hablan de estos temas, o cuando mínimamente lo hacen, los minimizan o dicen que no existen?

Presidenta CFK:……………

-Señora, ¿por qué le ha entregado tanto poder en lugares claves del gobierno a la agrupación La Cámpora? Muchos dicen que es porque se está preparando un terreno de encubrimiento y obstrucción a la vez para después de diciembre…

Presidenta CFK:……………

-Y, sobre esto que le preguntaba y ante lo sucedido con Alberto Nisman, ¿no  le parece que la muerte del fiscal federal ha sido una verdadera tragedia para nuestra Justicia? ¿Qué le responde al pensamiento de gran parte de la sociedad que la muerte de Nisman es un oscuro ejemplo que con su poder nadie se mete?

De repente, caigo en la cuenta que el tiempo estaba terminando. Por lo que apuré las otras preguntas que consideraba necesarias debía hacerle a la primera mandataria.

-Señora, hablemos de Mendoza. Da la sensación que algunos dirigentes de primera línea de la política local no se llevaron del todo bien con usted. ¿Le dieron dolores de cabeza Celso Jaque, Julio Cobos y Francisco Pérez? ¿Le molestó la rebeldía manifiesta a su figura y autoridad partidaria del grueso del PJ mendocino? ¿Todo esto ha sido motivo para que obras necesarias de la provincia no se concreten, como Portezuelo del Viento, por ejemplo?

Presidenta CFK:……………

-Por último, Presidenta, ¿qué responde a esas observaciones de la gente que dice que está legando al país dividido? Si fuese así, ¿podría haberse evitado ese innecesario resurgir de las antinomias?

Presidenta CFK:……

-El bonus track que le pido, Presidenta, es para preguntarle por qué nunca quiso hablar abiertamente con la prensa. ¿Ha molestado o molesta el trabajo de los periodistas? ¿El trabajo del periodista aporta o resta al fortalecimiento de la democracia y las instituciones?

Presidenta CFK:…………..

Un ruido especial de la computadora me hace reaccionar. Me había quedado dormido sobre el teclado, inmediatamente miro hacia la ventana y observo que está amaneciendo. Todo lo vivido en mi fue ese frustrado sueño de un periodista que alguna vez pensó que su nación podría tener otra realidad. Más sensata, más sana y más respetuosa a las instituciones de la nación, a la democracia y a la gente.

Mientras me dispongo a emprender el nuevo día, suena en mi interior ciudadano y profesional el duro silencio impuesto a cada pregunta con el que estuvo, está y se irá de la presidencia, Cristina Fernández de Kirchner. Actitud impregnada de absoluto autoritarismo del que la historia de país ya está evaluando en sus páginas para la memoria colectiva de la Nación que viene. Quizá con más luz y fortalecimiento de la democracia, la Constitución y las libertades públicas.

Daniel Gallardo – Periodista y Productor de Radio Estudio Cooperativa 91.7 y Diario El ciudadano

 

Dejá tu opinión

comentarios