casa de Lázaro Báez

mayo 7, 2016 10:46 am

El Negro, como todos apodan y conocen en Río Gallegos a Lázaro Báez, tuvo un pasado que dista mucho de las 150 propiedades que encontró la Justicia la semana pasada. En el Barrio 499 en la capital santacruceña se encuentra la primer vivienda de Báez, incluso es el domicilio que declara su hija menor, Melina. Su sencillez es antagónica a la riqueza que ostentan las casas allanadas.

En la década del 80, Báez trabajaba en el Banco Santa Cruz, pase que le consiguió el entonces gobernador Arturo Puricelli, ya que el empresario K era empleado del Banco Nación. Aún no conocía a Néstor Kirchner. Esto ocurrió para 1987 cuando ya como intendente de Río Gallegos, buscaba su primera gobernación.

Ese vínculo que se fortaleció con el paso de los años tuvo su mayor punto de inflexión en 2003, cuando Lázaro constituye en mayo, Austral Construcciones. Desde entonces todo fue en aumento.

La casa de Lázaro Báez en Río Gallegos Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz -

La casa de calle Villarin 126, donde está la esposa de Báez. Foto Opi Santa Cruz.

Atrás dejó el Falcon modelo 72, y la pequeña casa, lo primero que tuvo en su patrimonio. Se trata de una vivienda en el Barrio 499 un barrio histórico de Río Gallegos y donde las casas que no fueron remodeladas, conservan la sencillez con las que fueron construidas.

Un inmenso barrio, conocido por el tanque de agua que sobresale en el corazón del mismo y que supo ser de los primeros que se entregaron como viviendas sociales. En constante crecimiento, marca la historia de la capital santacruceña.

La casa de Leandro Báez. Foto Opi Santa Cruz

Lázaro Báez no tardó en mudarse del barrio y instaló a varios minutos de allí, cerca de la costanera local donde se erigen las propiedades más lujosas de la ciudad. Dejó el domicilio del Barrio 499 casa 474, que su hija Melina, la menor de todas, sigue declarando ante la AFIP, para instalarse en Villarino 126, donde la Justicia la semana pasada secuestró 90.000 dólares.

Aunque no tiene mejoras, ni ninguna ampliación realizada, la casa del Barrio 499 -aún a nombre del empresario K- cuenta con seguridad privada. Llamativo pero propio de Báez.

La casa más nueva de los Báez, vive allí Melina. Foto Opi Santa Cruz

A más de 25 cuadras de este barrio, Lázaro levantó un imperio de lujosas casas. La principal, donde permanece su esposa Norma Calismonte, se encuentra en Villarino 126. De dos plantas, con un cuadro pintada a mano de Néstor Kirchner en el living y unas réplicas sobre una mesa ratona, de los aviones privados propiedad de Top Air, se convirtió en la vivienda familiar.

En diagonal, a media cuadra de allí, en una esquina se impone la casa de Leandro, el menor de los hijos varones del empresario K. Una Amarok negra permanece estacionada en el lugar. Con vidrios espejados y de dos plantas, fue allanada la semana pasada y sorprendió la lujosa cocina con la que cuenta, “parece de un chef profesional”, indicaron los testigos. Al igual que su hermana Melina, sillones de cuero en “L”, televisores de 52 pulgadas y muebles de primera calidad.

La casa de Martín una de las más grandes. Foto Opi Santa Cruz.

Con similares características, con menos uso que las demás porque su padre se la entregó en diciembre, Melina vive a media cuadra de la casa de su padre y enfrente de su hermana Luciana, la mayor de la familia. Lo que más recibió desde que se mudó, fueron quejas de los vecinos por los ruidos constantes generados por las fiestas que realizaba. Es la vivienda con menos muebles, las testigos la describieron como “minimalista”. De allí, la Justicia se llevó dos bolsos negros, similares a los de la financiera SGI que en su interior tenían fajas utilizadas para envolver dinero.

A unas dos cuadras y medias, vive Martín Báez procesado igual que su padre pero sin prisión preventiva. De dos plantas y con un inmenso jardín, es la menos lujosa de todas las casas. Pero un testigo se tomó el tiempo de contar los 45 pares de zapatillas, con poco uso, que observó en el dormitorio. Se repiten los sillones de cuero y los televisores de 52 pulgadas por todos lados y es el único que tiene una foto de Néstor Kirchner en el living.

De color ladrillo y de dos plantas, pero sin orden de allanamiento, está la casa de Luciana hoy al frente de Austral Construcciones por la situación judicial de su padre. Es la más sencilla a la vista de todas las propiedades que se ubican a media cuadra de distancia.

Así, Báez levantó a pocos metros de su casa, un imperio de cientos de metros cuadrados donde sew observa un importante dispositivo de seguridad: cámaras, alarmas y la custodia ubicada estratégicamente en varias esquinas para no perder de vista ninguna de las propiedades.

Atrás quedó la sencilla casa del Barrio 499 que aún conserva entre sus 150 propiedades. / Fuente: Clarin.com

Dejá tu opinión

comentarios