SUPERMERCADO

abril 14, 2016 7:35 pm

La reducción del IVA sobre los productos de la canasta familiar (que delimita el umbral de indigencia), propuesta por el presidente Mauricio Macri “para beneficiarios de programas sociales, becas de empleo y jubilados favorecería a 481.000 personas y aparece como una iniciativa promisoria pero insuficiente”, explicaron los economistas de la Fundación Mediterránea Gerardo García Oro y Luis Laguinge, quienes reconocen que “la herencia recibida por el nuevo gobierno nacional en términos sociales resulta sumamente preocupante”.

“La aplicación de esta medida podría lograr que unas 481.000 personas salgan de la pobreza, y otras 355.000 abandonen la condición de indigencia, pero persistan por debajo de la línea de la pobreza”, que hasta el segundo semestre de 2015 alcanzaba a 12,2 millones de personas, explicaron los economistas.

“No obstante, la reducción de la pobreza y la indigencia sería de 1,1 y 1,4 puntos porcentuales respectivamente, con relación a los niveles de pobreza e indigencia observados en 2015, que ascendían al 28% y 5,9%”, expresan los expertos en el informe.

“Si bien esta medida favorecería fundamentalmente a reducir la pobreza infantil y entre jóvenes, los resultados de esta estrategia resultan insuficientes para contrarrestar la magnitud y profundidad de la pobreza”, estiman los analistas.

García Oro y Laguinge estiman que “la medida tendría un costo fiscal equivalente a un 5% de la actual recaudación de IVA y cercano al 50% de los recursos que durante 2016 se destinarán al programa Asignación Universal por Hijo (AUH) y Embarazo; un nivel significativo que no debe ser excluido del análisis de costo-efectividad de la medida”.

Dejá tu opinión

comentarios