la-salada

octubre 11, 2016 12:30 pm

El Ceo del megapolo comercial, Jorge Castillo, anunció su salida porque “no tiene garantías”.  Los ediles hablarán con él.
Después de las denuncias contra el megapolo comercial La Salada y tras el pedido de papeles que realizó la comuna a los titulares del emprendimiento, Jorge Castillo, Ceo del lugar confirmó a El Ciudadano que si no cambian las condiciones, se retirará de Santa Rosa.
En diálogo con este matutino, Castillo explicó que no ha tenido reuniones con las autoridades municipales y que no puede continuar trabajando en el lugar porque no tiene garantías.
“No se puede trabajar así. Si pasas a la noche por el megapolo es una boca de lobo, hay personas que pueden ser lastimadas por la falta de luz, situación que ya se vivió cuando fuimos robados”, explicó.
Sobre las denuncias que recaen sobre el emprendimiento comercial, Castillo desmintió todas, diciendo: “Tengo la habilitación y la ordenanza tarifaria; hoy mando la carta documento para que me cobren o deposito judicialmente lo que corresponde a este mes”.
Recientemente, el emprendimiento había sido denunciado por la Federación Económica de Mendoza por funcionar tres años sin habilitación.

Un duro comunicado por facebook

Castillo emitió a través de Facebook un duro comunicado contra las autoridades santarrosinas.
“Confirmo por este medio que la respuesta a lo que me preguntan es afirmativa. He tomado una decisión, me voy de Santa Rosa”, indicó.
Y agregó: “El motivo es muy simple. No me dejan trabajar. No me dan garantías de ninguna naturaleza. No me dan ninguna certidumbre para que siga invirtiendo. Tampoco me dan seguridad (en menos de un mes sufrimos dos robos de magnitud y nada se sabe aún de los responsables). Ni mi inversión ni el trabajo de la gente que me acompaña puede estar sujeto a los vaivenes, intereses y presiones de una campaña electoral (somos individuos y familias de trabajo, no una estrategia de campaña)”.
Sobre la importancia de La Salada aclaró: “El megapolo es el principal motor de actividad económica privada de Santa Rosa. Es el principal generador de trabajo privado del departamento. Trabajo que no depende de la ayuda estatal ni de subsidio público alguno (cosa rara en este país y en estos tiempos)”.
Castillo continuó en su carta: “Veo en todos los medios que uno de los principales problemas del país es la falta de trabajo. Veo que desde todos los sectores políticos se alienta y apoya la inversión privada y la creación de trabajo. En Santa Rosa pasa lo contrario. Es extraño. Pero los políticos de Santa Rosa desalientan y combaten la inversión privada y la generación de trabajo. ¿Será que en Santa Rosa se vive una realidad distinta al resto del país ? Cada uno tendrá su respuesta a esta pregunta. Yo tengo la mía”.
El Ceo de la Salada finaliza su misiva hablándoles a los comerciantes del centro sobre la situación que está viviendo.

Los concejales le pedirán una reunión
Débora Quiroga, concejal y una de las principales candidatas a convertirse en la próxima intendente de Santa Rosa, expresó que le solicitará una reunión a Castillo. “Lo llamé pero no me ha atendido. Vamos a hablar con él para que pueda revertir la situación”, expresó Quiroga.

Santarrosinos, divididos
Entre los habitantes de Santa Rosa, la salida de La Salada ha generado bastante revuelo. Por un lado se encuentran las cerca de 600 familias que dependen de este emprendimiento, y por el otro, los que están en contra del paseo de compras, porque consideran que le deja “nada” al municipio y a la provincia.

Una trabajadora del lugar se expresó sobre la posible salida del paseo de compras: “Trabajo en La Salada y me llena de orgullo saber que muchos santarrosinos pudieron encontrar trabajo en el lugar. Si lo cierran, ¿qué van a hacer todas estas familias?”.
En ese sentido, Castillo confirmó: “La gente por Facebook está muy preocupada, quieren movilizarse y quejarse en la Municipalidad. Esperemos que si hay reclamos, se realicen en forma pacífica”.
Por Matías Caliri – Diario El Ciudadano

Dejá tu opinión

comentarios