Remo

julio 17, 2015 4:26 pm

Las aguas del Centro Royal Canadian conservan todavía una tensa calma, luego de ser escenario de otra gran gesta deportiva de la delegación Argentina en los Juegos Panamericanos Toronto 2015.

Es que allí brillaron las medallas de todos los metales para el equipo nacional, entre remo y canotaje la máxima cosecha de preseas hasta la fecha. Dos oros, tres platas y 5 bronces es el resultado de muchísimo esfuerzo personal y colectivo entre deportistas y entrenadores de cada especialidad. La pregunta, aunque algo rebuscada, surge casi de manera inmediata.

¿Por qué son estos deportes los que más veces visitan el podio entre panamericanos y olímpicos?

La primera respuesta tiene que ver con lo antes mencionado, ADN de los deportistas, esfuerzos individuales, fines colectivos, y las mejoras en infraestructura a través de la creación del impuesto de la telefonía móvil para ayudar a financiar al Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo.

La respuesta no me satisface, pienso en algo más allá de lo meramente deportivo, no encuentro la respuesta y sigo.

En tiempos de balotaje porteño encuentro una entrevista al brillante economista, ex ministro de esa cartera y actual candidato a jefe de gobierno porteño por Eco, el joven Martin Lousteau explicando que en los los últimos 45 años o desde el “rodrigazo” a esta parte los argentinos pasamos por 17 crisis económicas y varias procesos inflacionarios y devaluaciones. Ahí encontré la respuesta.

El acto de remar y su significado metafórico para nuestro país, resolvieron el asunto. Estamos tan acostumbrados a ser resilientes, a enfrentarnos a la adversidad, a competir y (a veces) superar al más poderoso que las dudas se disiparon como por arte de magia. Aunque el tiempo pegue fuerte, somos expertos en esto de remar y salir adelante.

Por: Gabriel Landart

Dejá tu opinión

comentarios