vino

enero 15, 2015 8:54 am

En un comunicado firmado por Sergio Pinto, Marcelino Iglesias y Andrés Lombardi, dirigentes del Comité Provincia, la Unión Cívica Radical mendocina dio su opinión sobre la crisis que afecta a los productores de uvas y vinos.

Al respecto, en el texto la UCR expresa que “El sector vitivinícola atraviesa una dura crisis, grandes volúmenes de stock de vino y mosto han hecho que los precios de estos productos estén decaídos y que hoy estén en riesgo muchos puestos de trabajos en forma directa e indirecta, impactando en toda la economía mendocina.

“El principal responsable de esta crisis es el modelo económico agotado, el cual con altas tasas de inflación generó paulatinamente en los últimos años un aumento de los costos y una pérdida de competitividad internacional. También la recesión provocó un retraimiento en el consumo interno del vino.

“El gobierno nacional debe hacerse cargo de esta situación y no puede seguir dilatando las soluciones para el sector vitivinícola. El INV tampoco ayudó a apaciguar los efectos negativos del modelo macroeconómico, los reiterados errores en los pronósticos de cosecha han llevado a tomar decisiones perniciosas para la vitivinicultura.

“El gobierno provincial también es responsable de esta situación, primero por mantener una relación de sometimiento al poder central, segundo por ocultar la gravedad del sector y por último al no adoptar políticas que permitan enfrentar la crisis. El acuerdo por el porcentaje de uva destinado a mosto en los últimos años y funcionarios inexpertos,que año a año fue probando este gobernador, no supieron aplicar las herramientas que tienen para por lo menos morigerar los efectos de las malas políticas macroeconómicas.

“Hoy las entidades reclaman, entre otras medidas, el financiamiento del levantamiento de la cosecha y la eliminación del stock vínico para fortalecer el precio del vino, asumimos el compromiso de acompañar este pedido para que el gobierno nacional se haga cargo de encontrar una solución. Pero también aclaramos que no es la provincia quien debe pagar las consecuencias de un modelo económico que castiga a las economías regionales.

“La Nación se debe comprometer con esta situación. Los anuncios que hizo hoy la presidente no fueron, suficiente, con $50 millones no se hace frente a esta crisis que necesita una intervención de mayor envergadura. Hasta que el gobierno nacional lo haga, el gobernador Perez tiene los instrumentos para enfrentar la crisis. En el presupuesto del año 2014 se  autorizó, con el apoyo de todos los partidos políticos, un endeudamiento de $800 millones de los cuales el gobierno provincial solo ha hecho uso de unaparte de ello. Se fijó que esa deuda podía destinarse entre otros usos a la capitalización del Fondo de la Transformación y Crecimiento y/o planes de sostenimiento del empleo rural pero nuevamente la falta de gestión vuelve a dilatar los temas y provocar mayores daños a Mendoza”.

Dejá tu opinión

comentarios