20140912_124213

noviembre 14, 2014 5:52 pm

El senador radical Ernesto Sanz se mostró satisfecho con la aprobación en el Senado de Mendoza de un pedido de informes del bloque radical sobre la necesidad de conocer los índices de mortalidad infantil durante el primer semestre del 2014,ya que hay versiones que indican que habría aumentado. Dijo que este problema estructural está “escondido” y que se quieren dibujar números. Además anunció: “En la Nación  vamos por una ley que haga que se notifiquen y blanqueen los casos de desnutrición infantil y de embarazadas. Vamos a convencer a los legisladores nacionales que voten esta iniciativa para que los argentinos sepamos cuáles son las estadísticas reales: “Notificación obligatoria de la desnutrición de niños y niñas de 0 a 5 años y embarazadas”.”Después de más de 30 años de democracia si hay algo de lo que me avergüenzo es que no hayamos podido erradicar la desnutrición infantil. Ahora se habla de ‘bajo peso’ o ‘baja talla’. El problema se ataca en primer lugar si hacemos un sinceramiento de la temática”.

“Los últimos estudios publicados oficialmente, que datan del año 2005, publicados en el 2007, informan que 1,3% de los niños menores de 6 años sufren desnutrición aguda. En términos absolutos esto significa  en la Argentina habría 55 mil niños menores de 6 años sosteniéndose estos datos en el tiempo. Desgraciadamente no se cuentan con datos continuos y actualizados”, indicó el senador.

“Hemos caminado el país y no nos resignamos a la frialdad de las estadísticas y a los nuevos índices que ocultan la realidad que no se quiere ver. En Argentina no hay cada vez más chicos de menor estatura y de bajo peso,  en verdad lo que existen son  chicos y familias con nutrición deficiente. En algunas zonas del país se han manipulado a tal extremo los indicadores para medir desnutrición que pareciera que los niños desnutridos han dejado de existir. Sin embargo lo que ha ocurrido es que se han dejado de contabilizar. Inclusive lo que es aún peor se han cambiado la forma de evaluar el riesgo nutricional y han disminuido milagrosamente los niños con desnutrición“, agregó Sanz.

“A su vez, consideramos que actualmente fracasan muchas intervenciones porque se generaliza tanto en las personas como en las necesidades nutricionales. Hoy no identificamos con nombre, rostro y edad cada niño, niña o madre que sufre desnutrición o se encuentra en riesgo concreto de sufrirla. Y por otro lado se resuelven desde los ministerios, programas  nacionales y provinciales en forma  genérica pero no selectivamente  de acuerdo a las necesidades nutricionales de los hogares en situación de pobreza e inseguridad alimentaria”, manifestó el legislador mendocino.

Dejá tu opinión

comentarios