extremismo

octubre 19, 2015 3:58 pm

Los cascos azules de Naciones Unidas protegerán los lugares considerados como “Patrimonio de la Humanidad” ante la amenaza del Estado Islámico y otros grupos extremistas que incluyen, entre sus tácticas de terror y adoctrinamiento, la destrucción de la cultura histórica de las zonas donde se posicionan.

Así lo ha anunciado el ministro de Cultura italiano, Dario Franceschini, tras proponer a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) el envío de esta fuerza a zonas amenazadas no solo por la guerra, sino también por la posible aniquilación de su amplio patrimonio histórico.

“La UNESCO con previa aprobación de su órgano rector, la ONU, ha dicho ‘sí’ a los cascos azules Culturales”, ha anunciado el ministro italiano tras lanzar una premisa que ha contado con la aprobación de 53 países, alentados tras las imágenes de destrucción en lugares históricos como Palmira (Siria).

“La comunidad internacional no puede quedarse de brazos cruzados ante las terribles imágenes de Palmira”, ha hecho saber Franceschini en un comunicado recogido por la señal “SkyTG24”.

Además de Siria, los milicianos han efectuado graves ataques contra el patrimonio iraquí, especialmente en zonas como Hatra, Nimrud y la antigua capital asiria de Jorsabad. También se han registrado casos similares en África, concretamente en Malí, con la destrucción de la ciudad de Tombuctú a manos de grupos extremistas islámicos.

Junto a los “cascos azules” estará la llamada Policía Cultural italiana, especializada en la protección y conservación de lugares históricos, según ha añadido el ministro Franceschini, quien ha pedido a Naciones Unidas que defina “a la mayor brevedad posible” las condiciones operativas de esta fuerza de intervención internacional.

 

Dejá tu opinión

comentarios