Carlos carrasco entregó su caballo para subirse a una motocarga

diciembre 30, 2014 8:32 am

El intendente de Guaymallén, Luis Lobos, invitó a otros municipios a que tomen la iniciativa de erradicar las carretelas del radio urbano. Fue esta mañana, durante la presentación del programa ‘Guaymallén Ecológico’, mediante el que 11 ex carreteleros pasaron a ser recuperadores urbanos y promotores ambientales.

Los promotores ambientales recibieron su carnet identificatorio, el casco y los guantes de trabajo. Desde el 5 de enero recorrerán los domicilios de la zona piloto, recolectando residuos reciclables que los vecinos separarán en bolsas especiales. La zona delimitada es el rectángulo imaginario que conforman Gutiérrez (al sur), Estrada (al oeste), Azcuénaga (al este) y Lateral Acceso Este (al norte).

Entre las múltiples artistas que se propone Guaymallén se destacan: evitar el maltrato de animales, disminuir la cantidad de carretelas en el departamento, regular el trabajo informal, mejorar condiciones de trabajo, erradicar micro basurales a cielo abierto y proteger el medio ambiente.

El municipio ya realizó una campaña de concientización puerta a puerta, entregando bolsas especiales para depositar los residuos reciclables que se llevarán los nuevos promotores ambientales que estarán uniformados e identificados y trabajarán en sus motocargas. En tanto, el resto de los residuos será retirado por el servicio habitual de recolección domiciliaria.

El vínculo entre un carretelero y su caballo es especial: cada uno conoce al otro a la perfección. De allí que el municipio haya puesto especial énfasis en el destino de los animales. Por eso, los caballos utilizados en las carretelas serán entregados en adopción, serán utilizados para tratamientos de equinoterapia o se les colocarán un micro chip para evitar que circulen en la vía pública.

El proyecto comenzó a trabajarse en el mes de agosto, cuando tuvo lugar un censo de carreteleros de la zona urbana, llevado a cabo por trabajadores sociales del área de Desarrollo Social, constatando unos 30 en Guaymallén, provenientes de asentamientos (Castro, Belgrano, Finca Badano, barrio Lihué, Estación Buena Nueva, calle Capilla de Nieve). Luego se invitó a los carreteleros a participar del proyecto para la erradicación de carretelas, detectando interés sólo en 11 personas, con las que se puso en marcha el programa. La Unión Vecinal del barrio Lihué fue el lugar elegido para los encuentros semanales entre autoridades municipales y carreteleros.

Allí, desde las distintas direcciones del municipio, se brindó capacitación en: alfabetización, educación vial, cuidado del medio ambiente, manipulación de residuos, higiene y seguridad y formas de organización social.

 

Dejá tu opinión

comentarios