kici

octubre 9, 2015 12:39 pm

El ministro de Economía, Axel Kicillof, consideró que “no es cierto” que las alternativas para el próximo Gobierno sean “devaluar o endeudarse”, y volvió a cuestionar los pronósticos del FMI.

Según el funcionario, a partir del 10 de diciembre de este año “cada uno aplicará las políticas que quiera. Pero este año decían que íbamos a terminar en 15.000 millones de dólares con las reservas, y hasta el pago del BODEN 2015 estábamos en 33.000 millones”.

Por ese motivo, criticó a “los economistas endeudadores crónicos, que estaban con (Domingo) Cavallo en 1982 o en el megacanje, que plantean volver al FMI y tomar montañas de deuda”.

“Todos los años nos mandan a devaluar, endeudarnos y achicar el presupuesto. Todos los años nos mandó el neoliberalismo argentino a hacer eso. Y por eso estamos tan satisfechos por haber llegado a 2015 con un desempleo récord por lo bajo”, enfatizó Kicillof, en una entrevista publicada este viernes por el matutino BAE.

A su criterio, el candidato presidencial del oficialismo, Daniel Scioli, “ha sido muy claro cuando se ha buscado abrir grietas entre nosotros. Después los medios consultan a alguno más cercano o menos cercano, pero al que vamos a votar es al Presidente”.

“Nosotros durante doce años aplicamos las mismas políticas. Fuimos muy previsibles. Lo que es previsible también es que haya sectores a los que esas políticas no les gustan”, enfatizó.

Por otra parte, Kicillof volvió a cuestionar al FMI, al señalar que ese organismo, desde que estalló la crisis internacional de 2008, “casi todos los años ha sobreestimado el crecimiento de la economía mundial, con estimaciones que buscan negar sus dificultades y al mismo tiempo decir que la crisis está terminada, por una cuestión de expectativas”.

“Eso genera todos los años una saga donde cada nueva revisión de los números sobre la economía mundial es una revisión a la baja. Y mientras tienen que revisar a la baja esos pronósticos otra vez, para Argentina han tenido que reconocer una mejora”, añadió.

En consecuencia, evaluó que “si el Fondo cree que nuestras políticas generan crecimiento, es empezar a recomendárselas a los países que tienen dificultades. Yo creo que a la visión del Fondo no solo le cabe el adjetivo de política, sino también ideológica respecto de qué medidas hay que aplicar”.

Dejá tu opinión

comentarios