foto1

julio 8, 2015 11:30 pm

El universo virtual, con las mejoras tecnológicas, continúa expandiéndose entre los usuarios con un sinfín de posibilidades para difundir información, la cual muchas veces puede causar temor y paranoia. Esta situación se está viviendo en Mendoza, ya  una serie de cadenas de mensajes por Whatsapp y publicaciones en redes sociales advierten sobre supuestos casos de trata y de secuestros.

Así fue como se denunció a una trafic roja en las cercanías al Puente Olive, a una camioneta dorada y a una bodega que pedía empleados.

Sobre el misterio en el Puente Olive de Godoy Cruz se han realizado varias denuncias, aunque todavía no se ha podido esclarecer el hecho.

El segundo caso que se ha viralizado con fuerza en la provincia es el de una charla que mantiene una joven que busca trabajo con una supuesta encargada de recursos humanos. La segunda le pide que se presente cuanto antes a la bodega que le ofrece laburo pero que lo haga mediante una trafic que la va a esperar en un punto de Luján.

Este posible caso de captación de mujeres está siendo estudiado por la fiscalía correspondiente y todavía no se han aportado más detalles.

La tercera cadena de mensajes viralizada, y que va en el mismo sentido, es el que involucra un aviso clasificado para pedir niñeras, y que en realidad sería para captar mujeres ilegalmente.

El especialista en informática Jorge Chávez explicó que “la idea de viralizar las denuncias puede generar mucha paranoia y miedo en los que reciben el mensaje. Hay que tener cuidado con reenviarlos, mas si no se conoce a la primera persona que lo emitió”.

Además, Chávez agregó que en el caso de pensar que la información puede ser cierta “hay que realizar la denuncia pertinente y dejar que la Justicia o la Policía investigue el hecho”.

Si bien no se descarta que los datos puedan ser reales, y en muchos casos lo son, los especialistas destacan que nunca se sabe cuál es la finalidad de esta información, ya que también se puede emitir para desprestigiar a una persona o a una empresa y por eso recalcan que hay que tener prudencia.

Hay maneras fáciles de denunciar

Los usuarios que reciban este tipo de mensajes tienen diferentes métodos para realizar la denuncia. Si se sospecha que es un caso de trata de personas, los usuarios se pueden comunicar al número: 0800 800 87282 (trata) o realizarla en la fiscalía más cercana a la zona conflictiva.

Hay que desconfiar de todas las cadenas

Jorge Chávez aclaró que las cadenas pueden esconder otras intenciones. “Pueden ser de las empresas para ver si ese usuario tiene el celular activo o también para obtener información de los dueños de los celulares.

En ese sentido, citó otra de las cadenas que andan circulando por los celulares mendocinos que incluye un mensaje de la Cruz Roja solicitando un número de confianza.

“Esto puede ser para robarle información a los usuarios. Por eso, en este tipo de mensajes informales de entidades con cierto prestigio hay que desconfiar”, aclaró Chávez.

Un caso extremo

Un caso del mal uso de los mensajes virales de WhatsApp sucedió en San Juan, hace tres meses, cuando un juez sanjuanino ordenó detener a una mujer que había publicado por la red social Facebook la foto de un hombre que estaba en la puerta de un colegio privado de esa capital, a quien acusaba como posible secuestrador de niños.

La imagen fue compartida cientos de veces en perfiles de ciudadanos sanjuaninos, y cuando el propio involucrado se enteró, realizó su descargo ante las autoridades policiales al revelar que la foto se la había tomado cuando esperaba a su familia en la puerta de la escuela y señaló que la mujer que lo acusó “se hizo la película”.

El hombre fotografiado, un albañil desocupado de 45 años, explicó que la imagen se tomó cuando había parado en la camioneta de su hermano en la puerta del Colegio Santa Rosa de Lima esperando a que realizara trámites cerca del lugar.

La mujer denunciada se defendió y explicó: “No tengo nada que ver. No lo conozco a ese hombre y tampoco le saqué las fotos. Las recibí por WhatsApp y cometí el error de subirlas a mi Facebook sin chequear si era verdad. Me hago cargo del error, pero esto ha llegado muy lejos”.

Y agregó: “Mis hijos no van a esa escuela, son adolescentes y publiqué las fotos por ese motivo. Hice lo que todas las personas hicieron, nada más que yo las subí a Facebook”.

Un comisario utilizó whatsapp para frenar robos

El comisario Marcelo Guerrero, de 40 años, titular de la Comisaría 5, con jurisdicción en seis barrios de la ciudad fueguina de Río Grande se convirtió en el primer caso de un oficial que utiliza las distintas tecnologías de comunicación para combatir el delito. Según explicó, se valió de las redes sociales y de WhatsApp, para reducir los índices de inseguridad.

El comisario declaró que sus seguidores le agradecen con emoticones.

A esta innovadora metodología, le atribuye que llevan más de tres meses completos sin delitos. El comisario logró que se organizaran en grupos para reportar distintos hechos. Los medios locales lo apodaron El Comisario Whatsapp, luego de que logró que los 20 mil ciudadanos que protege, denuncien desde automóviles mal estacionados hasta robos en tiempo real.

“Nos hicimos cargo de la Comisaría a mediados de enero. El 8 de marzo nos reunimos con los vecinos y recibimos todas las demandas vinculadas con una mayor presencia policial en la zona. Ahí mismo les planteamos la idea de comenzar a utilizar Facebook y WhatsApp. Y el 14 de marzo ya entraron en funcionamiento los primeros grupos”, explicó el policía.

En total, creó seis grupos diferentes de mensajería, con 100 integrantes cada uno y que corresponden a los seis barrios que están bajo su control.

Por Matías Caliri

Dejá tu opinión

comentarios