astologia

septiembre 21, 2015 5:36 pm

Conocer en profundidad nuestra carta natal es siempre un viaje hacia lo más genuino de nosotros mismos. En general, todos sabemos cuál es nuestro signo –pero en verdad, este es sólo un factor de nuestro mapa estelar-. Al realizar una consulta astrológica, entendemos que somos mucho más que esto. Resulta revelador observar qué tipo de relaciones establecemos, con quiénes. Para la astrología, las personas que nos atraen o nos enamoran tienen energía que se corresponde e interactúa con determinadas áreas de nuestro mapa natal: de aquí la explicación de por qué nos magnetizan. Quizá hay algo de nosotros mismos que no estamos desplegando del todo y ahí vienen los otros, maestros, para enseñarnos.

Todos somos seres energéticos, podríamos imaginar a las personas que nos atraen como imanes. Hay algo de la irradiación de lo otro que nos convoca a acercarnos. El signo (solar o del ascendente) de la pareja o el compañero amoroso puede simbolizar que tipo de cualidades deberíamos animarnos a incorporar en nuestras vidas:

Si nos atrae alguien de Aries, nos está magnetizando la energía de la guerra y la autenticidad. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando asumir más riesgo, frontalidad y veracidad en la propia vida.

Si nos atrae alguien de Tauro, nos está magnetizando la energía de la tenacidad  y la contundencia. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando reconocer nuestras necesidades más genuinas para animarnos a darle mayor espacio a las propias percepciones de la vida.

Si nos atrae alguien de Géminis, nos está magnetizando la energía de la vincularidad y la frescura. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando ser más flexibles, tomarnos las cosas de modo más liviano y permitirnos jugar un poco más con las variables que se vayan presentando.

Si nos atrae alguien de Cáncer, nos está magnetizando la energía de la ternura y la compasión. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando conectar con nuestras necesidades afectivas, registrar nuestros aspectos más vulnerables y reconocer nuestras ganas de ser cuidados y protegidos.

Si nos atrae alguien de Leo, nos está magnetizando la energía de la dignidad y la expresividad. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando escuchar más a nuestro corazón y animarnos a mostrarnos de modo más genuino y creativo.

Si nos atrae alguien de Virgo, nos está magnetizando la energía de la observación y la mesura. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando aprender a ser más autocríticos, y a comprometernos con la capacidad de servicio desarrollando mayor paciencia y humildad.

Si nos atrae alguien de Libra, nos está magnetizando la energía de la belleza y la seducción. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando ser más atentos a la mirada de los otros y aprender a caminar de a dos incorporado mayor sutileza y mejor trato.

Si nos atrae alguien de Escorpio, nos está magnetizando la energía de la intensidad y el compromiso. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando desarrollar más potencia y valor para abordar nuestros temas pendientes y postergados.

Si nos atrae alguien de Sagitario, nos está magnetizando la energía de la vitalidad y la alegría. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando sentir mayor satisfacción en lo cotidiano para animarnos a movernos desde una mayor entrega y confianza, activando el espíritu de aventura.

Si nos atrae alguien de Capricornio, nos está magnetizando la energía de la objetividad y el pragmatismo. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando ser más  realistas y eficientes para que en nuestra vida se plasmen los proyectos más anhelados de modo eficaz.

Si nos atrae alguien de Acuario, nos está magnetizando la energía de la libertad y la creatividad. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando ser más independientes, revolucionarios y genuinos superando el pudor al qué dirán.

Si nos atrae alguien de Piscis, nos está magnetizando la energía de la compasión y la sensibilidad. Probablemente esta atracción indique que estamos necesitando zambullirnos en un nuevo nivel de compasión y empatía sin temor a ser lastimados.

Fuente: Entremujeres

Dejá tu opinión

comentarios