cristina_bonadio

mayo 14, 2016 8:44 am

El juez federal Claudio Bonadio sostuvo que la ex presidenta Cristina Kichner fue quien avaló políticamente la operatoria del dólar futuro. Para eso, el magistrado señaló que la entonces mandataria era quien “manejaba” la política económica y “centralizaba” todas las decisiones de su gobierno. Los mismos argumentos le aplicó al ex ministro de Economía y actual diputado, Axel Kicillof.

1- “Es impensable que una operación financiera de esta magnitud, en la cual en menos de 45 días hábiles se abrieron posiciones del BCRA de U$S 5.000 millones a U$S 17.000 millones (de dólares), que tendría claros efectos económicos y políticos en un futuro inmediato, sea desarrollada sin la aprobación expresa del más alto nivel de decisión económico y político del Poder Ejecutivo Nacional”.
2- “Resultó evidente que la entonces Presidente de la Nación impartió instrucciones –que sin duda fueron elaboradas conjuntamente- a su Ministro de Economía para que esta operación financiera se lleve a cabo, procediendo éste a su vez a impartir directivas a los funcionarios del BCRA y por supuesto, a los directores de la C.N.V., todos los cuales –es preciso resaltarlo- eran totalmente intercambiables en caso de disidencia con la orden, o en el caso de ser remisos al acatamiento. Casos hay. Por ejemplo, el reemplazo de Marín Redrado por Mercedes Marcó del Pont y de Juan Carlos Fábrega por Alejandro Vanoli. También podemos mencionar aunque en una maniobra ajena a esta causa (ver causa 10.622/2010 de la Sec. N° 21 de este Juzgado) el reemplazo de Carlos Hecker por el mismo Vanoli en la C.N.V.”
3- “La cotización de la moneda de referencia (dólar estadounidense) fue para el gobierno de la encartada Cristina Elisabet Fernández de capital importancia, particularmente en las postrimerías de su mandato y claramente, un parámetro económico al cual la titular del PEN y sus ministros hicieron constante referencia en manifestaciones públicas”.
4- “También es público y notorio que la centralización de decisiones en muchísimos aspectos del gobierno nacional era un hecho. Así, durante su mandato como titular del PEN, la ex presidente intervenía activamente en la política económica de su gobierno. Es más, la manejaba”.
5- “Podría entonces aplicarse aquí perfectamente ese principio del derecho procesal civil que reza “a confesión de parte, relevo de prueba”, puesto que por más que lo haya sido en un marco extrajudicial – concretamente en un acto público- la palabra de un jefe de estado no puede ser interpretada como carente de entidad, ni de otra forma que la que inequívocamente surge de sus propios dichos”.
6- “Sería impensable y un insulto a la inteligencia pretender que no tomó la decisión de implementar y sostener esta ruinosa operatoria junto –o a través- de su ‘mejor asesor o asistente’ -Axel Kicillof- a estar a sus propias palabras. Constituyen estas manifestaciones pues, un elemento de capital importancia en punto a quien tomaba las decisiones relevantes en cuestión económica: ella misma”./ Fuente: Clarin.com

Dejá tu opinión

comentarios