Pokemon Go

agosto 16, 2016 4:00 pm

Los reclamos por mal funcionamiento de las redes prestadoras de Internet, se incrementaron un 95% en las defensorías del consumidor y todas las empresas están involucradas por igual. Inclusive, varias conexiones públicas proporcionados por municipios, hoy están colapsadas y no brindan ningún tipo de servicio.

Los motivos que explican el fenómeno de carencia, son diversos y se relacionan a la falta de inversión, investigación y desarrollo ante la llegada de aplicaciones (apps – programas) como Pokémon Go! que funcionan bien en todo el mundo pero en la Argentina no puede ser soportado.

La consecuencia directa se corresponde a la siguiente lógica: las aplicaciones consumen cada vez más datos, las cantidad de antenas no se corresponde a las nuevas tecnologías y, en consecuencia, la cantidad de datos disponibles no alcanza para todos.

“Unos años atrás, con una banda ancha de 3 megabit por segundo (Mbps) era más que suficiente para abastecer a una familia que se turnaba entrar a Facebook, descargar algunos archivos y subir un par de fotos desde la única PC del living. Pero los hábitos cambiaron y la necesidad de mantener a todos conectados bajo un mismo techo lleva a multiplicar por cuatro la velocidad que hoy se necesita, lo que representa la mitad del promedio de velocidad de conexión promedio del país, que es 5,3 Mbps”, comentó especialista en redes Marcelo Belluci.

De esta forma, se calcula que para soportar seis dispositivos conectados en simultáneo con una misma conexión Wi-Fi, hacen falta 4 megabits pero los servicios actuales que ofrecen las compañías muchas veces no llegan ni a los 2 megabits.

Otro elemento que justifica las conexiones lentas o inservibles de hoy en día, se sostiene en la reciente popularidad que alcanzan los servicios de la televisión On Demand (Netflix) vía internet. “Para disfrutar una película HD en el smart TV se requieren 5 megabits y para reproducir un video en YouTube (en la tv) se precisan 8 megabits, o sea estamos muy lejos” agrega Belluci.

Pero sin lugar a dudas, los mayores “parásitos” de datos y señal, son los juegos on line como Pokémon Go!, la aplicación más descargada del 2016. Estas aplicaciones consumen hasta 12 megabits por segundo, o sea que una sola persona jugando on line puede estar utilizando la velocidad que precisan dos casas de cuatro integrantes cada una.
Las consecuencias pueden ser realmente graves y la más preocupante es la imposibilidad de comunicarse por fuera de la red telefónica.

Por ejemplo, las conexiones públicas que ofrecen los municipios, permiten enviar y recibir llamadas gratuitas a través de mensajerías y redes sociales.

Lo cierto es que, dicho beneficio, está casi extinto en las redes abiertas. En otras palabras, una persona que no tiene crédito y necesita hablar con otra en el marco de una emergencia, no tendrá alternativa que pedir ayuda con señales de humo, en la era de las comunicaciones.

“Para ilustrarnos imaginemos una autopista (red) con capacidad para cuatro filas de autos (celulares). Al meterle más autos llega un punto que se satura. Y mientras más autos quieran ingresar terminan saturando el flujo. Esto deja a la vista un problema de poca infraestructura para las telecomunicaciones que no viene desde hace un tiempo”, dijo Marcelo Curiotto, de la Oficina de Desarrollo y Técnica en Medios Cooperativa.

¿Cómo y dónde reclamar?

Ante tantas denuncias, desde la ONG Protectora elaboraron un formulario de reclamo específico para notificar a la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) sobre las irregularidades. Desde esta organización, confían en que si entre todos reclamamos (y en tal caso demandamos), vamos a lograr que los fondos se destinen a la inversión y el desarrollo del servicio. El formulario se puede descargar y completar desde la página Protectora.org.ar.

“La solución es invertir para aumentar la velocidad”

Desde lo estructural, el desafío para los próximos años es “poder alcanzar velocidades promedio de conexión más cercanas a los 20 Mbps. Para esto, hay que trabajar en la infraestructura necesaria para soportar el crecimiento del tráfico IP en la Argentina que se duplicará en los próximos cuatro años, alcanzando 1,2 exabytes por mes. Más allá del esfuerzo e inversiones, tanto en el sector privado como así también en el sector público, la velocidad del cambio es un reto en sí mismo”, sostiene Gonzalo Valverde, director de Cisco Argentina, empresa líder en nuestro país.

“Se estima que tendremos en la Argentina 159,7 millones de dispositivos conectados en el año 2020 de los cuales el 32% (51,8 millones) serán conexiones entre máquinas. Si bien el crecimiento de este tipo de dispositivos en cantidad de conexiones es muy importante, el tráfico total que generaran dichas conexiones continuara siendo relativamente bajo, sin superar el 2% de tráfico total”, agrega Valverde.

Lo cierto es que hacen falta inversiones si no, todo sigue igual.

Dejá tu opinión

comentarios