regiones separatistas

septiembre 17, 2015 10:30 pm

Los separatistas pro-rusos que controlan las provincias de Donetsk y Lugansk han firmado este miércoles un decreto para celebrar elecciones locales, en un paso que el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, ha considerado una amenaza a la paz.

El líder rebelde Alexander Zakharchenko ha fijado la cita con las urnas para el 18 de octubre, una semana antes de las elecciones locales previstas en el resto de provincias ucranianas, de acuerdo con la agencia de noticias DAN, controlada por los insurgentes.

El acuerdo de paz firmado el 12 de febrero en Minsk, que ha sido objeto de varios incumplimientos, contempla la celebración de comicios locales en dichas regiones, pero el Gobierno ucraniano ha desechado la idea aludiendo a la precaria situación de seguridad en la zona.
Poroshenko ha criticado la convocatoria de lo que ha considerado “unas elecciones falsas” fijadas a la tutela por parte de Rusia.

“Es una decisión arriesgada e irresponsable que requiere una reacción firme y coordinada”, ha dicho en un encuentro con los embajadores en Ucrania.

Poroshenko ha mencionado como parte de la respuesta ucraniana la extensión de las sanciones impuestas a los rebeldes y sus simpatizantes y ha obrado en consecuencia aprobando medidas punitivas contra casi 400 personas y 90 empresas.

Las sanciones estarán vigentes un año y “se aplicarán a las personas y empresas de Rusia y otros países relacionados con la anexión de Crimea y la agresión en Donbás (región formada por Donetsk y Lugansk)”, ha informado el Gobierno en un comunicado.

La lista de sancionados incluye a organizaciones civiles y periodistas, entre ellos trabajadores de la agencia de noticias rusa Itar Tass y de la cadena británica BBC.

 

Dejá tu opinión

comentarios