542654_4297084428663_1748680319_n

septiembre 14, 2015 8:23 am

Un joven de 26 años murió en el Hospital Central por una herida de bala que había recibido en su tórax. Se desconoce cómo fueron los hechos, pero lo cierto es que el muchacho llegó herido a su casa, le avisó a su madre cómo se encontraba, y la mujer avisó al Servicio de Emergencias. Nadie vio nada, aunque algunos vecinos escucharon la detonación.

Según relató su madre, Agustín había llegado a su casa de Chile 2026, de Ciudad, con una herida de bala en el pecho. Alcanzó a decir que le habían disparado y cayó en una cama, por lo que su madre, en la desesperación, llamó inmediatamente a la ambulancia.

Desde el Hospital Central anunciaban que su estado era extremadamente grave, ya que la bala le había perforado el pecho. Allí falleció, a las 3:23 del domingo.

 

En cuanto a los detalles de cómo terminó con semejante herida, los investigadores no alcanzan a atar cabos concretos. Pero algunos vecinos dieron su versión de los hechos. Varios de ellos comentaron que habían escuchado la detonación, pero que no vieron absolutamente a nadie. Otros, aseguraron que la zona sufre constantemente el acoso de ladrones y asaltantes, y que los hechos de estas características se suceden con frecuencia.

Agustín Aybar vivía con sus padres, estaba de novio, y trabajaba cerca de su casa. No tenía ningún antecedente delictivo. La causa quedó en manos de la Fiscalía 13°, que trabaja junto a la Comisaría 4°.

Dejá tu opinión

comentarios