CARRILLO

julio 14, 2015 9:54 am

La noche del lunes se vio teñida de rojo y misterio en el Hospital Carrillo, del departamento de Las Heras. Es que allí, aproximadamente a las 21:50, ingresó un joven con dos impactos de bala en su cuerpo. Lamentablemente, nada pudieron hacer los profesionales, ya que el muchacho había dejado de existir.

Fue una camioneta la encargada de trasladar a Nicolás Ignacio Molina, de 18 años, al nosocomio lasherino. Allí se contó con muy pocos datos que pudieran explicar por qué el chico había llegado en ese estado. No se sabe quiénes fueron los autores, ni los motivos. Lo que sí se pudo saber es que la camioneta lo recogió en Alsina al 2.600, de Las Heras, donde también se pudo ver varias manchas de sangre.

Alsina 2665 - Las Heras

La cuadra donde apareció tirado Nicolás Ignacio Molina, de 18 años.

Apenas llegado, Molina recibió reanimación, pero nada pudo hacerse. Presentaba un disparo en la espalda, a la altura del omóplato derecho, y otro en la pierna izquierda.

En la causa, caratulada como “Homicidio”, interviene la Oficina Fiscal n°6, junto a la Comisaría 36°, ambas de Las Heras.

Dejá tu opinión

comentarios